El viaje se realizó en un avión de la empresa petrolera THX, facilitado por el cuestionado empresario colombiano Gabriel Morales Fallón y donde estuvo involucrado el exjugador de fútbol Rolando Fonseca.

Por: Esteban Mata Blanco 6 agosto, 2013

La tarde de ayer la mandataria Laura Chinchilla le dio el ejecútese a la reforma a la Ley General de la Persona Joven. | ARCHIVO / PABLO MONTIEL
La tarde de ayer la mandataria Laura Chinchilla le dio el ejecútese a la reforma a la Ley General de la Persona Joven. | ARCHIVO / PABLO MONTIEL

El procurador de la Ética Pública, Gilberth Calderón, dijo esta mañana que la Presidencia de la República ordenó el archivo del informe sobre el viaje de la mandataria, Laura Chinchilla a Perú.

"Ya la presidencia emitió una resolución, la emitió el vicepresidente Alfio Piva", aclaró Calderón.

El 3 de julio salió a la luz un informe de la Procuraduría en el que se señalaban faltas éticas de parte del exministro de Comunicación Francisco Chacón, de su esposa, la ministra de Comercio Anabel González y de la exasesora personal de la mandataria, Irene Pacheco.

El documento señalaba que se transgredieron principios éticos en el viaje que realizaron junto a la presidenta el 11 de mayo.

La salida de Chinchilla y sus colaboradores hacia Lima, Perú, era para asistir a la boda del hijo del segundo vicepresidente, Luis Liberman.

Dos días después, Chinchilla hizo una visita de 40 minutos al mandatario peruano, Ollanta Humala.

El viaje se realizó en un avión de la empresa petrolera THX, facilitado por el cuestionado empresario colombiano Gabriel Morales Fallón y donde estuvo involucrado el exjugador de fútbol Rolando Fonseca.

Esa misma empresa había prestado el mismo jet a Chinchilla para que asistiera al funeral del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, el 8 de marzo.
El préstamo de la aeronave, realizado a falta de un avión presidencial, generó una tormenta política, cuando trascendió que el empresario Morales Fallón había sido investigado por supuestas relaciones con el narcotráfico colombiano.

El escándalo provocó la renuncia del ministro Chacón, de la asistente Pacheco y del encargado de la seguridad de la presidenta y director de la Dirección Nacional de Inteligencia y Seguridad (DIS), Mauricio Boraschi.

Sin embargo, el informe de la Procuraduría que señalaba faltas éticas más bien generó molestia de parte de la presidenta Chinchilla, quien descalificó el informe en declaraciones a la prensa.

"Me llama la atención de que los funcionarios seamos los que tenemos la última oportunidad de defendernos públicamente ante informes como este de la Procuraduría", dijo Chinchilla el 3 de julio al conocer que se había emitido el documento.

Dos semanas después, el vicepresidente Piva ordenó el archivo y no se tomará ninguna medida contra los aludidos por la Procuraduría.

"De nuestra parte, las facultades que nos da la ley llegan hasta elaborar una conclusión", dijo esta mañana el procurador Calderón.

Justo hoy, el caso volvió a tomar relevancia, cuando el diario colombiano El Espectador publicó una entrevista con Carlos Arturo Espinosa, el presidente de THX, la firma que prestó el avión a la presidenta. En sus declaraciones, Espinosa afirma que prestaron el avión ante solicitud de Chinchilla, y que se sienten víctimas del escándalo que se generó en el país.

Además, calificó a la presidenta de vanidosa, un "epíteto" innecesario, según el ministro de Comunicación, Carlos Roverssi.