Por: Natasha Cambronero 14 abril, 2016
La mayoría de los detenidos son africanos. En total se aprehendió a 27 hombres, 9 mujeres y 3 niños.
La mayoría de los detenidos son africanos. En total se aprehendió a 27 hombres, 9 mujeres y 3 niños.

Paso Canoas, Ciudad Neily

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron la madrugada de este jueves un autobús con 39 migrantes africanos y cubanos, que ingresaron de forma ilegal al país por la frontera sur, limítrofe con Panamá.

Carlos Hidalgo, vocero del Ministerio de Seguridad, aseguró que los extranjeros cruzaron el puesto migratorio de Paso Canoas, en Ciudad Neily, y fueron interceptados cerca de las 4 a. m., cuando ya habían recorrido unos cinco kilómetros de carreteras.

Ellos viajaban en un bus de la ruta Paso Canoas-San José de la empresa Tracopa.

Los migrantes fueron trasladados a la delegación de la Policía en Ciudad Neily, zona sur del país. Allí se les está revisando su estatus migratorio y a quienes no logren comprobar su legalidad serán devueltos a Panamá, por donde ingresaron.

Hidalgo agregó que la mayoría de los detenidos son africanos, y que en total se aprehendió a 27 hombres, 9 mujeres y 3 niños.

Este es un nuevo intento de los cubanos y africanos por ingresar a suelo costarricense y así continuar con su peregrinaje hacia Estados Unidos. Ayer miércoles, unos 1.300 isleños y migrantes extracontinentales cruzaron en masa el puesto fronterizo de Paso Canoas, pero fueron devueltos a Panamá por policías.

La Fuerza Pública y la Policía de Fronteras extreman las medidas de seguridad en la zona, donde unos 300 efectivos fueron movilizados a lo largo de frontera con Panamá, incluyendo oficiales de unidades especializadas como el Grupo de Apoyo Operacional (GAO) y la Unidad de Intervención Policial (UIP).