A grupo con el que viajaba Chaves se le incautaron pantallas, ollas y planchas

 30 noviembre, 2015
Los articulos decomisados quedaron en manos de la Policía de Control Fiscal.
Los articulos decomisados quedaron en manos de la Policía de Control Fiscal.

El director de la Policía de Control Fiscal (PCF), Irving Malespín, confirmó que al sindicalista Fabio Chaves se le decomisó este domingo, al mediodía, mercadería que habría comprado en forma ilegal en el Depósito Libre de Golfito.

Malespín detalló que la incautación se produjo en el puesto policial del kilómetro 35, en Golfito, cuando el representante gremial del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) pasaba en compañía de, al menos, otros cuatro funcionarios de dicha entidad.

Todos viajaban a bordo de dos vehículos particulares.

El funcionario indicó que entre los artículos decomisados a este grupo figuran pantallas planas, ollas arroceras y de presión, licuadoras, planchas de cabello y otros artículos comprados, según aseveró, de manera irregular.

“Los oficiales que están a cargo de la PCF me informan que las compras que hicieron de los artículos fue a través de saldos de tarjetas.

”De acuerdo a la Ley de Creación del Depósito Libre de Golfito, en el artículo 18, esa situación es prohibida, está tipificada incluso como un delito con penas privativas de libertad de uno a tres años”, detalló.

Por otra parte, el director de la PCF agregó que la acción transcurrió de manera normal y que ahora el caso está en manos del Ministerio Público.

“Al estar en presencia de un aparente delito se le pide la dirección para pasarla al Ministerio Público. La Fiscalía de Corredores atendió el asunto”, agregó Malespín.

En relación con este caso, Fernando Rodríguez, viceministro de Ingresos del Ministerio de Hacienda, también ratificó el decomiso de mercadería al dirigente gremial del ICE.

“Tengo confirmado que sí lo pararon y que sí le decomisaron algunas cosas. Detalles no manejo, lo que recibí fue una comunicación del Director de la PCF”, comentó el funcionario.

Negó situación. Antes de que los dos jerarcas del Ministerio de Hacienda ratificaran lo ocurrido, Chaves negó categóricamente a La Nación haber sufrido algún inconveniente en la zona sur.

Incluso alegó que se encontraba en otra zona del país.

“Estoy por el lado de Jacó, no tengo ningún problema, ni ningún inconveniente”, aseguró. “Me extraña que ustedes hagan esas preguntas, me parece como un acoso”, manifestó.

Recientemente, el sindicalista se ha visto envuelto en varios temas polémicos.

El pasado 2 de noviembre, el ICE abrió un proceso administrativo de despido contra Chaves por no llegar a trabajar, según el gerente corporativo de la entidad, Claudio Dittel.

En ese momento, el dirigente argumentó que tenía una autorización legal y unilateral.

“Tenía un permiso hasta el 31 de diciembre de este año, otorgado con toda la legalidad, y unilateralmente, toman la decisión de tratar de quitármelo, cosa que yo no permito. Yo sigo sosteniendo que tengo el permiso. Esto no lo puede dilucidar el ICE, porque fue un contrato entre partes”, dijo el 11 de noviembre pasado.