Fracción argumenta que rebaja afecta programas de becas e investigación en universidades

Por: Natasha Cambronero 6 octubre, 2014

San José

La bancada del PLN echó marcha atrás y ya no promoverá recortar en un 1% el presupuesto del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) para el 2015.

Rosibel Ramos, del PUSC; Rolando González, del PLN, y Ottón Solís, del PAC, presionaron -cada uno a su manera- para que el Gobierno haga recortes al Presupuesto 2015.
Rosibel Ramos, del PUSC; Rolando González, del PLN, y Ottón Solís, del PAC, presionaron -cada uno a su manera- para que el Gobierno haga recortes al Presupuesto 2015.

En conferencia la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), anunció la tarde de este lunes que retirarán de la Comisión de Asuntos Hacendarios la moción que reduce en ¢4.104 millones la partida que el Ministerio de Educación Pública (MEP) asigna a las universidades públicas.

El PLN echó marcha atrás cinco días después de que la rebaja fue promovido por tres de sus diputados, Rolando González, Paulina Ramírez y Olivier Jiménez.

González aseguró que cometió un error en impulsar el recorte y que tras estudios técnicos comprobaron que esa medida podía afectar programas de becas, investigación y asistencia estudiantil.

A favor y en contra. En la subcomisión legislativa de Hacendarios el recorte fue aprobado el miércoles pasado con los votos de González del PLN, de Ottón Solís del PAC, Rosibel Ramos del PUSC y Abelino Esquivel de Renovación Costarricense.

Solo fue rechazada por el diputado del Frente Amplio, José Ramírez.

Además, 10 diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) también se pronunciaron en contra de la rebaja, aunque su compañero de bancada, Ottón Solís sí apoya la reducción, incluso pretende que sea superior a los ¢20.000 millones.

La rebaja es promovida de igual forma por la bancada de la Unidad Social Cristiana (PUSC). La propuesta de los rojiazules es que el disminución sea de ¢15.000 millones, un 3,5% del presupuesto de ¢410.000 millones.

El recorte del 1% al FEES viene incluido en una moción que en total pretendía ahorrar ¢90.000 millones del Presupuesto Nacional de ¢7,9 billones.