Por: Natasha Cambronero 20 agosto, 2016
El secretario general del PLN, Fernando Zamora, dijo que enviará una carta al presidente Luis Guillermo Solís para solicitarle que convoque un diálogo para la construcción de una agenda nacional.
El secretario general del PLN, Fernando Zamora, dijo que enviará una carta al presidente Luis Guillermo Solís para solicitarle que convoque un diálogo para la construcción de una agenda nacional.

El Partido Liberación Nacional (PLN) rechaza la propuesta del fundador y diputado del PAC, Ottón Solís, de construir un gobierno de unidad nacional para el mandato presidencial 2018-2022.

Los verdiblancos son del criterio de que la prioridad debe ser la discusión de una agenda de grandes temas país y que ese proceso debe arrancar ya, en aras de alcanzar un pacto que se pueda poner en marcha a la brevedad posible, sin necesidad de esperar dos años.

En un segundo plano —para un análisis posterior—, el PLN deja la idea de un gobierno de unidad nacional, en el cual, no solo el partido que gane las elecciones del 2018 sea el que nombre a los ministros y presidentes ejecutivos de la nueva administración, sino solo un tercio de los puestos y, que las agrupaciones de la oposición designen los dos tercios restantes.

Así lo reconoció el secretario general del PLN, Fernando Zamora, quien dijo que ese fue el acuerdo que tomó el Directorio Político del partido y, que la decisión se le comunicará a Solís la próxima semana.

“El orden correcto es primero una agenda nacional (…). Y después de eso, se puede valorar, cosa que no se ha discutido, un gobierno nacional”, expresó Zamora.

Otro interlocutor. El PLN también se opone a que sea el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) quien lidere la construcción de una agenda de consenso, por el contrario, según Zamora, debe ser una iniciativa que nazca desde Casa Presidencial.

“Hemos insistido en que esa agenda nacional debe ser iniciativa del Gobierno de la República y no, una iniciativa de un diputado, porque indudablemente tiene un tinte partidista o con una intención electoral, pero además, más que eso, no es el catalizador o el canal adecuado o quien naturalmente debe dirigir una agenda nacional”.

”Nosotros aún estamos esperando el llamado del presidente de la República para una agenda nacional e incluso, hemos acordado remitir una nota solicitándole al presidente de la República (Luis Guillermo Solís) que elija una agenda nacional, que dirija una agenda nacional”, añadió el jerarca liberacionista.

Además de la propuesta de construir un gabinete compartido, el plan de Solís pretende que antes de las elecciones del 2018, los partidos pacten el apoyo a una agenda de proyectos en cinco grandes temas: construcción de obra pública, impuestos, ética en la función pública, pobreza y salarios del Estado.

Incluso, la iniciativa del rojiamarillo cuenta con el respaldo del expresidente de la República Óscar Arias (1986-1990 y 2002-2006), quien se comprometió, el pasado viernes, a solicitar el apoyo de su partido, Liberación Nacional, algo que Zamora descartó.

“La respuesta a don Óscar cuándo nos la plantee de manera formal, es que indudablemente, al igual que él lo cree, nosotros estamos convencidos en el diálogo y en la agenda nacional, pero le daremos a conocer el acuerdo que habíamos tomado en el Directorio Político”, declaró el secretario general.

No obstante, el PLN no es el primer partido que le dice no a Ottón Solís. La Unidad Social Cristiana (PUSC), el pasado 9 de agosto, se mostró en favor de un acuerdo para definir una agenda de trabajo, pero rechazó la construcción de un gabinete compartido.