Por: Natasha Cambronero 7 mayo, 2016
La jefa de fracción del PLN, Maureen Clarke. | MELISSA FERNÁNDEZ
La jefa de fracción del PLN, Maureen Clarke. | MELISSA FERNÁNDEZ

El Partido Liberación Nacional (PLN) le pidió al Gobierno hacer borrón y cuenta nueva y reabrir los canales de diálogo en busca de consensos en la Asamblea Legislativa, en este tercer año de gestión que comienza.

Así lo expresó la jefa de la bancada verdiblanca, Maureen Clarke, en una misiva enviada al ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, esta semana.

En esa nota, la legisladora insiste en su deseo “de construir una relación de diálogo negociador” no solo con el poder Ejecutivo, sino también con el resto de grupos que integran la alianza de oposición en el Congreso.

“Dejen de ver a Liberación Nacional como el grupo político al que hay que sacar del ajedrez legislativo para restarles importancia y en cambio reescriban una nueva página en la manera en la que nos miran”, expresó Clarke en la carta.

La liberacionista también aprovechó para reprocharle a Alfaro su poca presencia en el Congreso.

“Requerimos de la presencia del señor ministro —que como le manifesté personalmente— ha brillado por su ausencia. Requerimos señales claras del señor presidente (Luis Guillermo Solís), porque aun ahora a dos años de iniciada su gestión, no tenemos claro el rumbo que quiere darle a la nación”, manifestó la congresista limonense.

Anuencia. Por su parte, el viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, aseguró que no desaprovecharán el ofrecimiento del PLN. Agregó que su interés es reunirse con cada uno de los jefe de fracción, por aparte, al menos una vez a la semana, como lo venía haciendo desde el año pasado.

“La nota de doña Maureen es en respuesta a otra carta que don Sergio le envió primero, pues nosotros queremos mantener abierto el diálogo con ella, como lo teníamos con Julio Rojas (anterior jefe de fracción del PLN) y ojalá que se sea más frecuente (...). Cuando nos dan bola, nosotros tratamos de no desaprovechamos la oportunidad”, sostuvo Mora.