Fondos irán al pago de alquileres, servicios, personal y pauta en medios

Por: Esteban Mata Blanco 11 octubre, 2013

El presidente del Partido Liberación Nacional (PLN), Bernal Jiménez, firmó ayer un fideicomiso por ¢6.300 millones con el banco Lafise para financiar la campaña política de su candidato Johnny Araya.

Jiménez dijo que el acuerdo llegó luego de tocar las puertas de otras entidades financieras públicas y privadas. Agregó que las mejores condiciones las encontraron en Lafise, con una tasa de interés del 12,15% anual.

El dinero será usado en el pago de alquileres, servicios y del personal que laborará en los locales, que abrirán en el país, durante la campaña política.

Los fondos también se utilizarán para cancelar la pauta publicitaria en la televisión, a partir de noviembre. La empresa Tribu elaborará la campaña.

El presidente del Partido Liberación Nacional (PLN) , Bernal Jiménez (izq.), firmó ayer en la sede del PLN el contrato de fideicomiso con el notario José Hidalgo, quien representó al banco Lafise. | ALEX CARAVACA
El presidente del Partido Liberación Nacional (PLN) , Bernal Jiménez (izq.), firmó ayer en la sede del PLN el contrato de fideicomiso con el notario José Hidalgo, quien representó al banco Lafise. | ALEX CARAVACA

¿Qué es? El fideicomiso es un instrumento, mediante el cual, una entidad financiera (fideicomitente) acuerda trasladar recursos (en este caso ¢6.300 millones) a un tercero para que los administre (fiduciario), en función de las necesidades de un beneficiario (el PLN).

El banco Lafise se encargará de determinar cuál entidad bancaria será la encargada de administrar los fondos, detalló el jefe de campaña del PLN, Antonio Álvarez

Respecto a la garantía, Jiménez explicó que Lafise girará los recursos, siempre que se cumplan condiciones como la de mantener una buena posición en las encuestas y que se den controles rigurosos.

El gerente general del banco Lafise, Gilberto Serrano, afirmó que la negociación se hizo con base en el apoyo electoral que tuvo Liberación Nacional en la campaña del 2010, más una proyección de votos que podría obtener la agrupación verdiblanca en los comicios de febrero del 2014.

“Además de eso, el Partido tiene que justificar los gastos con facturas y con contratos”, dijo Serrano.

El gerente de la campaña del PLN, Rolando González, anunció controles más estrictos en el manejo de las finanzas.“Al tener la mayor intención de voto, sabemos que los ojos de todos estarán sobre nosotros”, afirmó.

Respecto del pago de la deuda, Jiménez expresó que no tienen duda de que los ¢6.300 millones serán cancelados con la contribución estatal a los partidos.

“Todas las cifras y las circunstancias muestran que vamos a sacar los votos suficientes para pagar esto”, destacó Jiménez.