Iniciativa la impulsa la diputada Gloria Bejarano, nuera del 'reformador social'

Por: Gerardo Ruiz R. 10 diciembre, 2013

San José

La Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad el proyecto de ley N° 18.705, para derogar leyes caducas o “históricamente obsoletas”, entre las cuales destaca la norma que declaró al presidente Rafael Ángel Calderón Guardia como traidor de la patria, por liderar una invasión armada desde Nicaragua.

Esa ley, promulgada el 15 de diciembre de 1948, es una de las 195 normas que serían eliminadas.

El plan es impulsado por la diputada Gloria Bejarano, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), esposa del expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier (1990-1994), hijo de Calderón Guardia, conocido como el “reformador social”, por sus aportes hechos en ese ámbito durante su administración (1940-1944).

Bejarano había dicho a La Nación que fue la Procuraduría General de la República la que la alertó sobre la inclusión en el proyecto de ley de la norma que declaraba traidor de la Patria a su suegro.

La diputada Gloria Bejarano, del PUSC, impulsa un plan que derogaría 195 leyes obsoletas, entre ellas, la que declaró como traidor de la Patria a su suegro, Rafael Ángel Calderón Guardia.
La diputada Gloria Bejarano, del PUSC, impulsa un plan que derogaría 195 leyes obsoletas, entre ellas, la que declaró como traidor de la Patria a su suegro, Rafael Ángel Calderón Guardia.

La derogatoria masiva fue respaldada por todos los diputados de la Comisión de Asuntos Jurídicos.

El presidente de ese panel, el liberacionista Luis Gerardo Villanueva, dijo que los odios políticos de antaño entre el calderonismo y el liberacionismo “hoy están superados”, por lo que su fracción apoya el plan.

El PAC, en tanto, es del criterio de que la derogatoria de la ley contra Calderón Guardia es justa, en reconocimiento a su legado en materia de políticas públicas, según la líder de la bancada rojiamarilla, Carmen Muñoz.

Tres años de estudio. Gloria Bejarano destacó que el plan es fruto de tres años de estudio liderado por el Departamento de Servicios Parlamentarios, la Procuraduría General de la República, su despacho y otros actores, que en total suman 400 abogados.

Según la legisladora, el plan dictaminado es un primer paso para ordenar el cuerpo de leyes del país y adelantó que será sucedido por un plan para derogar exoneraciones fiscales que ya perdieron vigencia.

Bejarano indicó que es su intención impulsar la creación de una comisión legislativa que, permanentemente, analice las normas para evitar duplicidades entre leyes.