TSE también insiste en que deben dar permiso a quienes laboren ese día para acudir a votar

Por: Hugo Solano 23 enero, 2014

Con motivo de las elecciones que se realizarán dentro de 10 días en nuestro país, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) recordó a los patronos que el domingo 2 de febrero no deben rebajar el salario a aquellos trabajadores que se ausenten de sus empleos para colaborar como miembros de cualquier junta electoral.

Tratándose de personas cuyo rol de trabajo contempla ese domingo, el asesor electoral de cada zona les extiende una nota dirigida al patrono en la que hace constar que ese día fungió como miembro de alguna de las 81 juntas cantonales o de las 6.515 juntas receptoras de votos.

De igual manera, el patrón tiene la obligación legal de conceder a sus trabajadores el tiempo necesario -sin reducción de salario- para que puedan votar.

De no conceder el permiso, se exponen a la imposición de multas como lo contempla el artículo 69 del Código de Trabajo y 292 del Código Electoral.

En aras de combatir al máximo el abstencionismo, el TSE insiste en los derechos de quienes laboren el días de las elecciones y, además dispone de todas las facilidades a personas con alguna discapacidad.
En aras de combatir al máximo el abstencionismo, el TSE insiste en los derechos de quienes laboren el días de las elecciones y, además dispone de todas las facilidades a personas con alguna discapacidad.

El Código Electoral dispone multa de dos a cinco salarios base al patrono que impida a sus empleados ausentarse el tiempo prudencial para emitir el voto o que en virtud de ello aplique alguna sanción o les reduzca el salario.

Según la Corte Suprema de Justicia, el salario base que se aplica para definir las penas por la comisión de esas figuras delictivas establecidas en el Código Penal es de ¢399.400, por lo que el patrono que incumpla en la concesión de los permisos puede incurrir en costos millonarios.

Facilidad a adultos mayores y personas con discapacidad. En otras disposición para el día de las elecciones, el TSE instruyó a la Fuerza Pública para que permita que los vehículos que transporten personas con discapacidad y adultos mayores puedan acercarse lo más posible a los centros de votación.

Los Delegados del TSE serán los encargados de velar por el debido cumplimiento de esta instrucción.

De manera adicional, para facilitar el sufragio a esos votantes en todas las juntas receptoras de votos hay lupa, plantillas braille, prensa para sujetar la papeleta, cobertor para crayón y guía para firmar en el padrón registro.