Por: Esteban Mata Blanco, Esteban Oviedo 2 julio, 2015

El parte policial sobre la detención de Justo Orozco detalla que cuando un oficial de la Fuerza Pública lo detuvo en Pavas por un presunto abuso sexual , el exdiputado dijo que quería pedirle perdón a la ofendida.

“Él (Orozco) lo que me quiso dar a entender es que ella lo entendió mal, los gestos, lo que hizo”, escribió el oficial, quien se encargó de la detención, la tarde del martes 30 de junio.

Según el parte, la mujer llegó alterada a la delegación diciendo que la habían tocado y, al consultársele quién lo había hecho, respondió con el nombre del exlegislador y presidente de Renovación Costarricense.

“Cuando salgo afuera de la delegación, diviso el carro del señor Justo Orozco”, relató el policía, quien añadió que salió con su supervisor y que el político observaba hacia la estación de la Fuerza Pública.

“Ella dio una descripción del vehículo, lo había divisado varias veces hace mucho tiempo. No era polarizado, lo reconocí. Estaba cerca de la vía pública, como a dos metros, lo que hay de la acera a la calle. Pasó dos veces. La primera, muy rápida, y la segunda, lentamente. Cuando dio la vuelta, lo volví a observar y ahí se le indica que se detenga y le dijimos el motivo de su aprehensión”, continúa el parte.

Fue en ese momento cuando Orozco dijo “que quería pedirle perdón a la ofendida” y que todo ocurrió en el motel Nube Luz (el nombre es Nube Blanca).

Sobre la denunciante, la bitácora agregó: “Lloraba mucho, estaba muy nerviosa y tenía mucho miedo por parte de don Justo Orozco”. Además, recibía llamadas del exdiputado, ante lo cual el policía le dijo que no borrara nada ni le contestara. Ella apagó el teléfono.

Etiquetado como: