Frente Amplio también elabora su propio dictamen del Presupuesto 2015

Por: Aarón Sequeira 24 octubre, 2014
Rafael Ortiz, del PUSC (izq.), apoya recortes para bajar el déficit fiscal. Marco Redondo, del PAC, los combatirá. Al frente, Franklin Corella. | MARCO MONGE
Rafael Ortiz, del PUSC (izq.), apoya recortes para bajar el déficit fiscal. Marco Redondo, del PAC, los combatirá. Al frente, Franklin Corella. | MARCO MONGE

El camino de los recortes al proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario para el 2015 apenas va por la mitad pues aún falta el trámite definitivo en el plenario del Congreso.

Por eso, el PAC busca las opciones para combatir las rebajas que, según el Gobierno de la República, afectarían los programas sociales de su gestión.

Marco Redondo Quirós, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) que defendió los intereses de la Presidencia en la Comisión de Asuntos Hacendarios, anunció que hará su propio informe sobre el plan de gastos para el 2015.

El legislador Redondo indicó que la probabilidad de que 11 de los 13 diputados del PAC se pronuncien en contra de las rebajas por ¢97.000 millones es muy alta.

El monto total de la autorización de gastos que solicitó el Poder Ejecutivo es de ¢7,9 billones, e incluye fondos para el Gobierno Central, el Poder Judicial, la Asamblea Legislativa, la Contraloría General de la República y la Defensoría de los Habitantes.

La reorganización del PAC parte del hecho de que los oficialistas Ottón Solís y Epsy Campbell no solo apoyaron, sino que impulsaron desde el inicio las rebajas en el plan de gastos. De hecho, ambos legisladores ya firmaron el informe de mayoría de la Comisión.

Ese documento también recoge el apoyo de tres legisladores de Liberación Nacional, dos de la Unidad Social Cristiana y uno de Renovación Costarricense, para un total de ocho diputados.

Redondo añadió que, en su informe, se guiará por la propuesta de recortes presupuestarios que hizo el Gobierno de solamente ¢61.000 millones en gastos directos (viajes, viáticos, alquileres, transferencias, alimentos y bebidas).

A pesar de que el Frente Amplio tampoco está a favor de los recortes aprobados por la mayoría, Redondo descartó apoyar el informe de minoría que elabora esa agrupación, aliada del Gobierno.

Errores. Según el jefe de la fracción del Frente Amplio, Gerardo Vargas, no comparten la propuesta de reducción de la mayoría por considerar que hubo errores en el trámite del plan de gastos.

“Creemos que se cometieron errores graves que se pueden traer abajo los recortes. Es que han dejado sin recursos a departamentos del Ministerio de Salud y de Hacienda”, explicó.

El frenteamplista anunció que, en su propuesta, sí incluirán algunos recortes, pero que tengan un efecto mínimo en los programas sociales del Ejecutivo.

‘Recortismo’. Mientras tanto, en la arena legislativa, el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Partido Liberación Nacional (PLN) buscan consolidarse como los defensores del “recortismo” al Presupuesto Nacional.

Ayer, ambas fracciones de la oposición hicieron conferencias de prensa para consolidar criterios a favor de las rebajas de gastos, con el argumento de que es una opción válida para reducir el déficit fiscal.

Por una parte, Rosibel Ramos, de la Unidad, afirmó que sus mociones no tocan programas sociales, sino gastos como viajes, viáticos, alquileres de edificios, alimentos, bebidas, horas extra y consultorías, principalmente.

Rolando González, del PLN, dijo que el Gobierno no ha logrado demostrar que haya una afectación negativa. “Un solo jerarca encarna la irresponsabilidad cuando habla de que el Presupuesto se hizo sin consulta”, arguyó.

Los legisladores insisten en que los recortes por 1,2% del total de los gastos solicitados por el Gobierno no tendrán una afectación sobre las partidas de años anteriores, sino que implican reducción de la previsión del crecimiento de los presupuestos institucionales.

Zapote aún no reacciona sobre los cortes pues recopila información de “programas afectados”.