24 octubre, 2014

La sanción no se conocerá mañana en la Asamblea Nacional del PAC, donde debía ser ratificada. Esto mientras la Sala Constitucional no resuelva un recurso de amparo presentado por el legislador oficialista el pasado 18 de agosto.

La secretaria general de la agrupación, Gabriela Saborío, confirmó que el asunto no será puesto a votación durante la actividad.

Morales Zapata argumentó que el Tribunal de Ética violó sus derechos, ya que lo juzgó en dos ocasiones por el mismo caso.

En abril, ese órgano acordó suspenderlo 12 meses de cualquier actividad partidaria, incluidas las reuniones de la fracción legislativa, porque en la campaña electoral ocultó que, en 1994, enfrentó una acusación penal por la supuesta malversación de un crédito con fondos públicos. Ese caso se resolvió mediante una conciliación.

La primera resolución del Tribunal de Ética fue anulada dos meses después por el Tribunal de Alzada del PAC, con el argumento de que no existía una norma interna que sancionara esos hechos.

Sin embargo, a principios de agosto, el Tribunal de Ética retomó el tema y en una nueva resolución castigó otra vez a Morales.

El congresista alegó que el proceso ya se había agotado, por lo que acudió a la Sala Constitucional y evalúa acudir al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

“He dado por cerrado el caso en los órganos disciplinarios del PAC, no me es relevante lo que digan, lo importante será lo que resuelva la Sala IV y el TSE”, manifestó.

La incorporación de Morales a la bancada tiene divididos a los diputados oficialistas pues un grupo liderado por el fundador de ese partido, Ottón Solís, insiste en que no debe ser parte de la fracción.