Asambleístas presionan por acción concreta para forzar salida de candidato

Por: Esteban Mata Blanco 9 enero, 2014
El 28 de agosto pasado, Víctor Morales (camiseta negra) conversó con el candidato presidencial del PAC, Luis Guillermo Solís (saco) y otros partidarios afuera del gimnasio del Liceo de Costa Rica. | MARIA ANDREA GARCÍA
El 28 de agosto pasado, Víctor Morales (camiseta negra) conversó con el candidato presidencial del PAC, Luis Guillermo Solís (saco) y otros partidarios afuera del gimnasio del Liceo de Costa Rica. | MARIA ANDREA GARCÍA

Los asambleístas del PAC decidirán, el domingo, si sacan o no de su futura bancada legislativa al candidato a diputado, Víctor Morales Zapata.

Una moción, que es impulsada por líderes del Partido Acción Ciudadana (PAC), pretende que la Asamblea de la agrupación desconozca a Morales como legislador de la fracción, en caso de que sea electo el 2 de febrero.

El plan para sacar a Morales de una futura fracción tiene el apoyo de sectores cercanos al fundador del Partido, Ottón Solís, y de la excandidata, Epsy Campbell.

La propuesta se presentará en la Asamblea Nacional del PAC, que se realizará el domingo, a las 9 a. m., en la sede de la agrupación, en San Pedro de Montes de Oca.

“Se le hará una solicitud vehemente para que renuncie, pero si no renuncia, y resulta electo como diputado, el acuerdo sería que la próxima fracción no lo reconozca ni lo incluya en nada”, dijo la asambleísta, Ann Mc Kinley.

Por su parte, Morales insiste en que no renunciará, pues asegura que nadie le ha comprobado una falta ética. “Al día de hoy nadie me ha dicho cuál fue la norma ética que yo violé”, aseguró Morales.

Desde el 31 de diciembre, el aspirante presidencial del PAC, Luis Guillermo Solís, le pidió públicamente a Morales que renuncie a su candidatura.

Cuatro. Históricamente, el PAC ha obtenido cuatro diputados en San José, lo que da a Morales, postulado al tercer puesto, una fuerte posibilidad de ser electo.

Luis Guillermo Solís propuso a Morales al cargo, pero ahora quiere quitarlo, luego de que Telenoticias de canal 7 desempolvara cuestionamientos éticos en su contra contra por actos de 1994.

En ese entonces, Morales estaba ligado al sector cooperativo (donde aún mantiene vínculos) y se le cuestionó, sin llegar a juicio, por supuestos delitos de peculado y falsificación de documentos.

Pese a no tener condena en su contra, en el PAC consideran que Morales no fue del todo transparente al presentar su candidatura.

Lejos de renunciar, achaca la molestia en su contra a Ottón Solís, a quien acusa de tener una “actitud inquisidora y de linchamiento”.

Morales asegura que Solís tiene “un propósito perverso de afectar mi candidatura y la de Luis Guillermo Solís, y cada día va quedando más claro que hay una actitud de saberse dueño de la verdad”.

Ottón Solís lo refuta: “Las palabras de Morales Zapata son sorprendentes, porque es Luis Guillermo Solís quien le ha pedido la renuncia y yo lo apoyo. Él no apoya la solicitud de Luis Guillermo, ¿cómo puede ser que sea yo quien esté en contra de Luis Guillermo? La lógica enterrada en un foso profundo”.

Campbell, candidata al segundo puesto por San José, afirma que no solo avanza la moción para sacar de una eventual bancada a Morales, sino que trabajan en una propuesta para abrir un proceso y expulsarlo del Partido.

“Aquí ya no es un tema relacionado con lo que quiere Epsy y Ottón. El Partido debe cerrar filas y no permitir que haya otras interpretaciones”, dijo Campbell.