El tesorero de la agrupación no descarta promover sanciones cuando concluya el análisis

Por: Natasha Cambronero 13 noviembre, 2014

El PAC abrió una investigación para determinar quién alteró las 52 facturas con tachones que se cobraron al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) en setiembre del año pasado.

A la izquierda, una factura original que un hotel y restaurante de San Vito de Coto Brus le cobró al PAC. Tiene fecha del 2012. A la derecha, la factura como se la presentó el partido al TSE. | REPRODUCCIÓN
A la izquierda, una factura original que un hotel y restaurante de San Vito de Coto Brus le cobró al PAC. Tiene fecha del 2012. A la derecha, la factura como se la presentó el partido al TSE. | REPRODUCCIÓN

El tesorero de Acción Ciudadana (PAC), Anthony Cascante, ordenó el análisis para saber dónde estuvo la falla, pues si bien fue su antecesora, Leda Zamora quien autorizó los comprobantes de pago, previo a ello, hubo otra gente responsable en darle el visto bueno.

La liquidación de gastos donde se incluyeron las facturas alteradas también fue avalada por el contador y los auditores interno y exterior, así como del director ejecutivo de la agrupación.

Cascante asegura que desconocía la gravedad de los hechos, pues él asumió el puesto hace cinco meses, aunque reconoció que es necesario reforzar los mecanismos de control, porque existen fallas.

“No es posible que se den errores tan burdos como estos, vamos a encontrar a los responsables y emitir sanciones, no se vale que se alteren facturas, eso es algo que no debe volver a repetirse, es terrible, terrible, terrible”, dijo el terorero.

La Nación dio a conocer el martes que el TSE rechazó al PAC el pago de ¢832.000 porque las facturas que comprobaban esos gastos, se sobrescribió en la fecha y el TSE comprobó que los documentos presentados tenían datos distintos a los registrados por los proveedores.

Son facturas por servicios profesionales, viáticos, gasolina, hospedaje y alimentación.

En otros casos, el establecimiento solo reporta la fecha y el monto, pero no especifica que el servicio se le vendió al PAC, pues el espacio para escribir el nombre del cliente aparece en blanco. Esa situación se presentó principalmente en compras de gasolina.

“Preocupa que esas cosas sigan ocurriendo cuando no estábamos en campaña. Aquí no importa que sea un monto bajo, es el hecho, eso no se puede permitir, porque el único que pierde es el Partido”, expresó Cascante.