Por: Natasha Cambronero 6 enero, 2015

El Partido Acción Ciudadana (PAC) hará, este mes, un tercer intento para nombrar a su presidente hasta el 2018.

Celina García, directora de la Fundación Centro de Estudios para la Paz, es por ahora la única candidata a presidir el PAC. | ARCHIVO
Celina García, directora de la Fundación Centro de Estudios para la Paz, es por ahora la única candidata a presidir el PAC. | ARCHIVO

La búsqueda del jerarca tendrá como escenario una nueva Asamblea Nacional, que se celebrará el 24 o el 31 de enero, informó la secretaria general, Gabriela Saborío.

El PAC lleva cuatro meses sin cabeza. El 3 de setiembre, el exdiputado Rodrigo Carazo renunció al cargo, tan solo dos meses después de asumirlo.

Por ahora, la única candidata es Celina García, de 79 años, creadora y directora de la Fundación Centro de Estudios para la Paz (Ceppa), quien además es una de los 10 integrantes de la Comisión de Capacitación del PAC.

Su aspiración la oficializó a principios de diciembre, cuando presentó sus atestados a la Comisión Política del Partido.

García, quien se acercó al grupo de la mano del exaspirante presidencial Román Macaya, asegura que postuló su nombre por la falta de candidatos y porque considera tener las cualidades para facilitar el diálogo y ayudar a sanar las heridas internas en las tiendas rojiamarillas.

A su juicio, el Partido ha perdido su norte y ha olvidado su deber de salir a las calles.

“Se necesita más acción ciudadana y menos PAC, se nos olvida que tenemos el deber de movilizar a la ciudadanía, de motivarlos para que participen. Además, es urgente que el Partido tenga un presidente, hay muchos asuntos por resolver”.

La presidencia del grupo la ejerce, de manera interina, la vicepresidenta y asesora legislativa Kattia Martin, quien renunció a sus aspiraciones, al asumir este cargo político.

La secretaria del PAC, Gabriela Saborío, agregó que también deben designar cargos pendientes en órganos internos, como los tribunales de Ética y Asuntos Electorales, debido a que sus integrantes pasaron a formar parte del gobierno de Luis Guillermo Solís.

En la agenda de la Asamblea Nacional, también se incluye un debate para eliminar la cláusula ética que impide a sus diputados tener más de dos asesores, cuando sus colegas utilizan hasta siete consejeros.