Rechazan planes de elevar generación privada y regular empleo público

Por: Natasha Cambronero, Aarón Sequeira 24 junio, 2015
Marco Redondo (centro), jefe de fracción del PAC, y Gerardo Vargas (der.), del Frente Amplio, firmarían el acuerdo político contra la alianza que lidera el socialcristiano Rafael Ortiz (izq.) en el Congreso. | GRACIELA SOLÍS.
Marco Redondo (centro), jefe de fracción del PAC, y Gerardo Vargas (der.), del Frente Amplio, firmarían el acuerdo político contra la alianza que lidera el socialcristiano Rafael Ortiz (izq.) en el Congreso. | GRACIELA SOLÍS.

Los partidos Acción Ciudadana (PAC) y Frente Amplio (FA), y la coalición sindical Patria Justa negocian un pacto para impulsar una agenda política común que contrarreste a la alianza opositora responsable de llevar las riendas del Congreso.

Los tres grupos construyen un acuerdo que incluye tanto los proyectos de ley que les interesa impulsar en la Asamblea Legislativa, como aquellos que combatirán.

El grupo alega que la oposición pretende aumentar la generación eléctrica privada y eliminar paulatinamente los pluses salariales del sector público. Además, no comparte la visión sobre la forma de atacar el déficit fiscal, que se inclina por reducir el gasto.

“Nuestra democracia nos reclama la defensa del Estado Social de Derecho para avanzar hacia una Costa Rica más solidaria, equitativa y justa. La defensa y construcción de esta visión de Estado nos convoca hacia una nueva convergencia participativa de movimientos sociales y partidos políticos progresistas, en respuesta a los ataques de la política tradicional”, señala el documento, del cual La Nación tiene una copia.

La propuesta consta de cinco páginas y se titula Una agenda patriótica para el bien común . En esta, los eventuales aliados se comprometen a impulsar ocho proyectos de ley y a rechazar otros cuatro.

Estarían a favor de respaldar la iniciativa contra el fraude fiscal que presentó el Gobierno, el cual permitiría a la Dirección de Tributación ejecutar embargos de bienes y de cuentas bancarias sin necesidad de un juez.

Los partidos y su aliado sindical cerrarían filas en torno a esa iniciativa, a pesar de que el Ministerio de Hacienda echó marcha atrás y negocia un nuevo texto con el bloque opositor, que calificó de inviable esa medida.

Ese grupo de oposición está integrado por los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Movimiento Libertario, Renovación Costarricense, Restauración Nacional y Alianza Demócrata Cristiana.

El PAC, el FA y Patria Justa también apoyarían el plan del Poder Ejecutivo para reducir las exenciones de impuestos.

En cuanto a lo que combatirán, le declaran la guerra al Proyecto de Ley de Empleo Público y demás reformas que equiparen los salarios de los empleados públicos, si esa medida conlleva una rebaja en las remuneraciones.

También lucharían contra la iniciativa de Ley de Contingencia Eléctrica, que incrementaría de un 15% a un 30% la participación de la empresa privada en la generación de energía.

En proceso. La presidenta del PAC, Margarita Bolaños, confirmó ayer que llevan meses negociando una agenda de consenso con el FA, Patria Justa y otras organizaciones, aunque declinó dar detalles sobre el acuerdo.

“No es que lo mantenemos en secreto, pero es que estamos todavía en el proceso de afinamiento de los detalles del documento. No quisiera dar más información hasta que no se definan con claridad los detalles”, adujo Bolaños.

La presidenta y diputada del Frente Amplio, Patricia Mora, manifestó que el eventual pacto surge como respuesta a “una arremetida del sector neoliberal del país”, representado por el bloque de partidos opositores.

“Hemos llegado al acuerdo de impedir el avance de algunos proyectos que consideramos altamente nocivos para la institucionalidad del país”, expresó Mora.

Agregó que el FA no solo se unirá a Patria Justa, sino que también trabaja con el Bloque Unitario Sindical Costarricense.

El acuerdo sería firmado por Bolaños y Mora; los jefes de fracción del PAC, Marco Redondo, y del Frente Amplio, Gerardo Vargas Varela, así como por Albino Vargas y Fabio Chaves, coordinadores de Patria Justa.

Chaves aseveró que es una respuesta social, política y democrática a las alianzas que, según él, hacen las cámaras empresariales con el Movimiento Libertario, el PLN y el PUSC. Patria Justa está integrada por seis sindicatos y varias confederaciones de trabajadores. “Hubo un golpe de Estado a la voluntad popular en el Congreso, porque no pueden gobernar desde Zapote y tratan de impulsar su agenda neoliberal desde la Asamblea”, dijo el sindicalista.

El legislador y fundador del PAC, Ottón Solís, rechazó que su partido firme esa alianza, pues considera que, como agrupación de Gobierno, no puede despreciar a la oposición, ya que no tiene mayoría en el parlamento.

Su compañero Franklin Corella cree que es inconveniente para el partido asociarse con grupos de izquierda, cuando Acción Ciudadana ha sido de centro. Colaboraron los periodistas Esteban Oviedo y Esteban Mata