Por: Esteban Mata Blanco 17 mayo, 2016

El gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC) baraja la idea de que la discusión legislativa para eliminar abusos en las remuneraciones del sector público se dé en una comisión mixta, donde diputados, sindicalistas, empresarios y otros sectores se vean las caras y traten de llegar a acuerdos.

El subjefe del PAC, Franklin Corella, dijo esta tarde que promoverán un esquema de discusión amplio.

Este tipo de foros permite la participación, con voz pero sin voto, de actores ajenos a la Asamblea Legislativa.

"Se requiere que sea un esquema transparente, que sea una discusión necesaria, y que no sea una discusión interminable", dijo Corella.

El congresista afirmó que tratarán de buscar un acuerdo en la reunión de jefes de fracción del próximo jueves.

Con esta posición, el PAC se suma al llamado que le hizo presidente Luis Guillermo Solís a la oposición este lunes, al enviaruna carta en la que insiste en conformar mecanismos de diálogo que aún no toman forma entre los diputados.

"Consideramos que sea la vía más productiva y que dé mayor rapidez. No tiene sentido una comisión mixta sin plazo determinado", sostuvo el diputado Corella.

El diputado del PAC, además, propuso un orden cronológico para la discusión de temas fiscales. El PAC plantea empezar con los planes contra el fraude fiscal y para mejorar el manejo de la caja única del Estado, a fin de entrar luego con reformas en pensiones y empleo público.

A la vez, Corella machacó en el llamado del presidente a discutir, sin esperar, las reformas a los impuestos de ventas y renta que quiere el Gobierno.

"Sí consideramos importante, en el tema de nuevos impuestos, que son IVA y renta, que podría abrirse discusión paralela. Puede ser una comisión especial", comentó el legislador alajuelense.

Aunque el presidente Solís interpretó que la oposición estaba dispuesta a darle vía rápida a los aumentos tributarios, este martes, el presidente del Congreso, el liberacionista Antonio Álvarez Desanti, lo negó.

La oposición esperaba que el mandatario pusiera los votos del PAC para darle vía rápida a las propuestas sobre empleo público, una vez eliminado el capítulo fiscal del texto opositor (expediente 19.923), que le preocupaba a Solís, pues alegaba que lo obligaría a hacer 55.000 despidos.

Entre las medidas propuestas por la oposición, por ejemplo, están fijar en un 2,54% del salario base el tope máximo al pago de anualidades, así como eliminar la inmortalidad de las convenciones colectivas.