Por: Natasha Cambronero 4 noviembre, 2016
El fiscal Alexánder Valverde (izquierda) concluyó, la mañana de este viernes, la exposición de sus conclusiones en el juicio contra el PAC. El lunes le corresponderá el turno a su compañera Greysa Barrientos (centro) y posteriormente, al procurador Randall Aguirre (derecha).
El fiscal Alexánder Valverde (izquierda) concluyó, la mañana de este viernes, la exposición de sus conclusiones en el juicio contra el PAC. El lunes le corresponderá el turno a su compañera Greysa Barrientos (centro) y posteriormente, al procurador Randall Aguirre (derecha).

Según el Ministerio Público, apenas habían concluido las elecciones nacionales del 2010, cuando el entonces tesorero del PAC, Mynor Sterling, aprovechó un evento partidario para motivar a los asistentes a que cobraran por el voluntariado realizado durante esa campaña. El hecho ocurrió en el Centro de Convenciones La Catalina, en Birrí de Heredia.

Instalado en la mesa principal, junto a otras autoridades del partido, Sterling se puso de pie y con micrófono en mano, pidió a los participantes firmar una serie de documentos, relató este viernes el fiscal Alexánder Valverde. Se trataba de los contratos de servicios especiales que, luego, el Partido Acción Ciudadana (PAC) le entregó al TSE como respaldo para cobrar ¢1.100 millones.

Al final, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) reembolsó ¢516 millones al Partido Acción Ciudadana (PAC) por 263 de esos acuerdos contractuales; el resto fue rechazado.

Según el Ministerio Público, esa fue una de las tácticas empleadas por Sterling para que el PAC accediera a un monto mayor de la deuda política en esas elecciones, mediante el cobro de servicios especiales que se prestaron de forma gratuita, que del todo no se realizaron, o bien, que obedecían a una labor distinta a la efectuada. Para la Fiscalía, fueron "gastos falsos"

Por esos hechos, el ahora extesorero del PAC y Manuel Antonio Bolaños, desde entonces colaborador de la agrupación de Gobierno, enfrentan un juicio en el Tribunal Penal de San José por una presunta estafa de ¢516 millones y un aparente delito de uso de documentos falsos.

Lo ocurrido ese día fue narrado por el fiscal Alexander Valverde, la mañana de este viernes, ante los jueces de ese Tribunal, como parte de la etapa de conclusiones del proceso judicial, la antesala para que se emita una sentencia final.

“Mynor Sterling Araya después de las elecciones, inclusive participó en un evento partidario en La Catalina donde motivo a los participantes a firmar la documentación, por servicios especiales, que estaba en blanco en espacios como el monto. Aquí Mynor Sterling ya no solo dirige, sino que ya se involucra directamente en la recolección, motivando a las personas a que firmaran un documento donde supuestamente le cobraban al partido por funciones anteriores, por funciones que nunca habían cobrado, por funciones que nunca había sido de interés cobrar”, aseguró Valverde.

Maniobra

Para sustentar la tesis de que los contratos fueron falsos, el fiscal también aseguró que hubo una "maniobra delictiva" ideada por Sterling y secundada por Bolaños, a quien se le encomendó la recolección de las firmas.

Alegó, incluso, que los contratos fueron manejados a lo externo de la Tesorería del PAC, propiamente en la oficina de Bolaños.

Además, dijo que la letra de la mayoría de los acuerdos contractuales y de los certificados de cesión deuda política, con que se presentaron los servicios especiales al TSE, son de la misma persona: Manuel Antonio Bolaños, y que todos llevan la firma de recobido conforme de Sterling.

"La letra es la misma, las fechas de los comprobantes de pago son las mismas, los plazos (de contratación) son los mismos, los cargos (de los servicios especiales) son los mismos, los montos facturados son los mismos. Señores jueces, si todo es lo mismo, eso nos tiene que llevan a una sola conclusión: aquí había un centro gravitacional común, había un centro de personas que fueron quienes dirigieron esta maniobra delictiva en cuanto a la tramitación de esos servicios especiales. Y esas personas son Mynor Sterling Araya dirigiendo el plan delictivo y Manuel Antonio Bolaños como un socio delictivo", añadió Valverde.

El juicio contra el PAC se retomará el lunes en la mañana con la exposición de la fiscala Greysa Barrientos, quien describirá los presuntos hechos delictivos cometidos por Bolaños.

Posteriormente, le tocará el turno al procurador Randall Aguirre, en representación del Estado y por último, a los defensores de los dos imputados.