Fundador del PAC insta a mandatario a hacer valer sus palabras y destituir a ministro de Transportes

Por: Esteban Mata Blanco 19 abril
El legislador Ottón Solís dijo que el ministro del MOPT, Carlos Villalta, debe renunciar a su cargo si no aclara de quién fue el 'error' en el trazado de la vía que conecta la TCM con la Ruta 32.
El legislador Ottón Solís dijo que el ministro del MOPT, Carlos Villalta, debe renunciar a su cargo si no aclara de quién fue el 'error' en el trazado de la vía que conecta la TCM con la Ruta 32.

El diputado oficialista Ottón Solís se amparó en las críticas contra la corrupción que lanzó el presidente Luis Guillermo Solís en su discurso por los 100 primeros días de gobierno, para emplazar al mandatario a destituir al ministro de Transportes, Carlos Villalta, por la "pifia" de 80 metros cometida en la construcción de la ruta de acceso al nuevo megapuerto de Moín, Limón.

Solís, legislador y fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), envió una carta de dos páginas al jefe de Gobierno para hacerle ver que la decisión del MOPT de incluir, adrede, coordinadas erróneas en el contrato para construir una conexión entre la ruta 32 y la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), implica un acto de corrupción, según lo señalado por el mismo mandatario casi tres años atrás.

Este error premeditado provocó que el diseño del tramo de 2 kilómetros incurriera en un desvío de 80 metros respecto del punto donde realmente debía enlazarse con la TCM. Lo anterior obligó al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) a suscribir un nuevo contrato para corregir el problema, el cual encareció en $14 millones el costo total de la obra, el cual pasó de $72 millones a $86 millones.

"Más allá de la ley, usted, Señor Presidente, en su Informe de los 100 Días, el cual elogié pública y privadamente, fijó los estándares éticos de su administración. De acuerdo a sus propias palabras 'En la mayoría de las oficinas públicas, el desorden es inimaginable; la ineficiencia, intolerable; la irresponsabilidad, insospechada. Todos sabemos que esto se magnifica y reproduce en semejante caldo de cultivo: corrupción, corrupción y más corrupción'", recordó el legislador en su misiva.

"Creo que lo acontecido en este caso corresponde al "desorden", la "ineficiencia" y la "irresponsabilidad" que constituyen el "caldo de cultivo" de la "corrupción". Atinadamente, usted también señaló en ese Informe que 'la irresponsabilidad, la sinvergüenzada y las chambonadas en el Estado no pueden seguir siendo disimuladas, ni toleradas. No solo por razones éticas y morales, que las hay muchas, sino, principalmente, porque tales disfunciones tienen costos y consecuencias sociales'", cita Solís en su carta.

"Lo acontecido en este caso constituye –como mínimo– una "irresponsabilidad" y una "chambonada" de esas que usted anunció que "no pueden seguir siendo disimuladas, ni toleradas", continúa el diputado.

Es este punto, el legislador emplaza al mandatario para que haga valer las palabras de su discurso, donde el propio presidente se cuestionaba por qué hay actos de corrupción o de violación al principio de probidad que no son perseguidos como se debe, de acuerdo a la ley contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito.

"Lo acontecido en este caso le da la oportunidad de mostrar que en este gobierno los jerarcas no han olvidado 'que son responsables de cuidar y garantizar el buen uso del patrimonio público que les ha sido confiado' y que no pertenecen a 'cierta clase política que, con su poder e influencia en todo el tejido estatal, pudo haber impedido que la ley de control interno y la ley anticorrupción se aplicaran como debe ser'", agregó.

Su misiva finaliza con una petición a separar a Villalta de su cargo, amparado en el mismo llamado que hizo Solís en su discurso de los 100 días de gobierno a erradicar la corrupción de la función pública.

"Para animarlo hacia esa decisión, la cual comprendo que no es fácil, recuerde uno de los párrafos pronunciados por usted al final del Informe supra mencionado: 'Lo peor que nos puede ocurrir, a quienes de manera pasajera transitamos por la política y la función pública, es no entender que nuestro pueblo se cansó de vivir una democracia insuficiente, dominada por poses y falsos debates; se cansó de creer en quienes dicen representarlo y defender el interés general, pero que en la práctica han secuestrado los poderes públicos para someterlos a mezquinos intereses'".

Tanto el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, como el presidente Solís, han salido en defensa del jerarca de Obras Públicas y han dicho que a él le toca sentar responsabilidades.

El ministro ya debió comparecer ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto de la Asamblea Legislativa, el 23 de marzo pasado, para refirirse a este tema. En esa audiencia, el diputado Solís le exigió al jerarca del MOPT establecer quiénes eran los culpables.

"No me diga que no hay un error de alguien. ¿Quién era el coordinador de todo esto? Me parece que el MOPT (...) Señora contralora, alguien tiene que ser culpable, como en el caso de Soresco (plan fallido para construir una refinería), alguien tiene que ser culpable, esto no es un accidente geográfico, no es un terremoto lo que genera estas pérdidas, no es un huracán, no es que Estados Unidos vino y nos obligó a hacer esto (vía) con 80 metros de diferencia, es un error de alguien en Costa Rica", dijo Solís durante la sesión.

Sin embargo, transcurrido casi un mes de esa comparecencia, aún no hay responsables señalados por el error.