Fundador de Acción Ciudadana dice que esperará a asamblea del domingo para ver reacción de su partido.

Por: Esteban Mata Blanco, Esteban Oviedo 9 enero, 2014
Ottón Solís (der.), candidato a diputado y fundador del PAC, le pidió a Luis Guillermo Solís (izq.) que le autografiara una copia del plan de gobierno que el segundo presentó ayer. | MARIO ROJAS.
Ottón Solís (der.), candidato a diputado y fundador del PAC, le pidió a Luis Guillermo Solís (izq.) que le autografiara una copia del plan de gobierno que el segundo presentó ayer. | MARIO ROJAS.

Ottón Solís aceptó esta noche haber enviado una carta al candidato presidencial del PAC, Luis Guillermo Solís, en la que amenaza con renunciar a su candidatura a diputado en caso de que el Partido no quite a Víctor Morales Zapata de entre sus aspirantes a una curul.

De hecho, Solís aceptó a este medio que por ahora ni siquiera trabaja por la campaña del PAC hasta que no se aclare qué pasará con Morales Zapata.

"Sí, no estoy trabajando, pero vamos a ver qué resuelve la Asamblea. Si la Asamblea resuelve que si este hombre (Morales) sale electo, pero no se le considera miembro de la elección, tendría que repensar mi decisión. Tenemos que ver la ruta de la Asamblea", afirmó.

La misiva la envió el fundador del PAC el 19 de diciembre pasado, luego de que Telenoticias de Canal 7 sacara a la luz una serie de cuestionamientos contra Morales Zapata que se remiten a 1994.

En ese momento Morales estaba ligado al sector cooperativo (donde aún mantiene vínculos) y se le cuestionó, sin llegar a juicio, por supuestos delitos de peculado y falsificación de documentos.

Ante los cuestionamientos, Solís exigió una acción al candidato, Luis Guillermo Solís en los siguientes términos:

“Mi diputación sería por siempre objeto de vergüenza ante ante mí mismo y ante mi familia, si por lograrla tengo que sacrificar principios tan importantes. Por ello, si VMZ (Víctor Morales Zapata) no renuncia o usted no lo renuncia, yo renunciaría”.

Se intentó conocer la posición de Luis Guillermo Solís, sin embargo está en un debate en el salón parroquial de Grecia.

La reacción de Morales Zapata va lejos de complacer a Solís, y por el contrario, espera a que cumpla su palabra y sea el líder del PAC el que renuncie.

Insiste en que es "un chantaje, una inquisición, un linchamiento" y agregó que se queda en la papeleta por un tema de “honor”.

"El dueño de la verdad en este país dijo que se iba y quiero ver si cumple su palabra”, dijo Zapata en referencia a Ottón Solís.

El domingo los asambleístas del PAC tienen una cita en su sede de campaña en Montes de Oca, en la que discutirán qué hacer con Morales, aunque legalmente no pueden obligarlo.

Por ahora, un grupo de dirigentes procura que se apruebe una moción para que Morales no sea reconocido como diputado del PAC en caso de ser electo.

La posición de los partidarios es bien vista por Solís, quien por ahora insiste en que debe esperar a los acuerdos de la Asamblea el domingo.