Por: Aarón Sequeira, Esteban Mata Blanco 12 marzo, 2015
El diputado Ottón Solís y seis de sus compañeros de la bancada del PAC, fueron quienes presentaron la acción de inconstitucionalidad contra las comisiones legislativas provinciales y regionales. | GRACIELA SOLÍS/ARCHIVO.
El diputado Ottón Solís y seis de sus compañeros de la bancada del PAC, fueron quienes presentaron la acción de inconstitucionalidad contra las comisiones legislativas provinciales y regionales. | GRACIELA SOLÍS/ARCHIVO.

La presencia constante de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS) en muchos capítulos de la gestión del Gobierno de Luis Guillermo Solís generó las críticas del fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís.

Para el diputado, la DIS sigue haciendo labores de persecución política y no de inteligencia y seguridad, como lo había planteado su director, Mariano Figueres.

“La entrevista que le hace La Nación al máximo director de ese órgano (Figueres) demuestra una y otra vez que lo único para lo que sirve es para persecución política y rastreos”, dijo Solís ayer, consultado por este medio.

El legislador criticó que la Dirección de Inteligencia no pueda distinguir si el Estado Islámico (EI) está conformado por chiítas o suníes y que no se percatara de los trucos del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para meter puertorriqueños en su delegación a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, en San José.

“Ni se percató de que en la gira a China (del presidente Luis Guillermo Solís) iban empresarios seriamente cuestionados (como Karl Single) por exdiputados del PAC muy amigos del presidente (Alberto Salom y Sergio Alfaro)”, señaló el legislador Solís.

Según el congresista oficialista, las respuestas de Mariano Figueres en la entrevista publicada el lunes justifican el cierre de la DIS y el empleo de sus recursos en tareas contra el narcotráfico y el crimen organizado.

De hecho, como presidente de la Comisión de Asuntos Hacendarios, Ottón Solís planteó en octubre la eliminación del presupuesto para la DIS, sin que tuviera éxito en su gestión.

Actualmente, en la Comisión legislativa de Asuntos Jurídicos los diputados discuten un plan para transformar la DIS en una Dirección de Inteligencia Estratégica Nacional (DIEN), con miras a hacer una mejor labor para el resguardo de la seguridad nacional y dejar de lado la “persecución” a figuras de la política.

Según Ottón Solís, la DIS no evitó que la expresidenta Laura Chinchilla se montara en un avión vinculado con el narco, para viajar a Perú, en el 2013.