Por: Aarón Sequeira 14 diciembre, 2016
Diputados de Jurídicos aseguran que ni Óscar López, del PASE, ni sus asesores (uno de ellos en foto) van a ese foro legislativo. | JOSÉ CORDERO.
Diputados de Jurídicos aseguran que ni Óscar López, del PASE, ni sus asesores (uno de ellos en foto) van a ese foro legislativo. | JOSÉ CORDERO.

Aunque es poco frecuente observar al diputado Óscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), en la Comisión de Asuntos Jurídicos, este martes regresó para plantear dudas al plan para legalizar el cannabis de uso medicinal.

El legislador adujo que él confía en Marvin Atencio, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) e impulsor de la iniciativa de ley, pero añadió que la propuesta le parece una especie de tratamiento “mágico” sin resultados curativos reales.

Según López, su rechazo al proyecto no tiene relación con sus posiciones religiosas, sino con su experiencia personal con el tratamiento que recibió en Cuba contra la retinosis pigmentaria que le ha degenerado la vista y que, afirmó, no sirvió de nada.

Es más, el diputado del PASE solicitó que le leyeran las propuestas de texto sustitutivo porque asegura que no las conoce, aunque generalmente los legisladores estudian los textos antes de llegar a las sesiones de las respectivas comisiones.

El jefe de fracción del Frente Amplio, Edgardo Araya, confirmó que es muy difícil ver a López en una sesión de Jurídicos, en tanto Atencio manifestó que tampoco los asesores del legislador llegan a esas reuniones.

“A don Óscar López lo utilizan los cristianos, el grupo de los que les gusta bloquear proyectos de ley y atentan contra la democracia. Ya yo no me acordaba que él fuera parte de Jurídicos, porque nunca está en la sesión”, dijo.

Atencio ha llegado a considerar que quizás López se aprovecha de su discapacidad visual para bloquear este proyecto, al solicitar que se le leyeran los textos sustitutivos y eso era materialmente imposible.

“Él ni siquiera se ha leído el proyecto, menos sus asesores”, comentó Atencio.

El impulsor del proyecto llevó dos pacientes a la sesión para presentar los efectos positivos del uso del cannabis como medicina, ya sea en aceite o en cremas.

Sin embargo, López restó importancia al caso del niño con epilepsia que desde hace tres meses ya no tiene convulsiones, ni al exaviador de 40 años que ha reducido los efectos de su angioma.

“No puedo creer que porque alguien diga que se puso un parche con derivados del cannabis ya se curó de tal cosa. (...) No quiero personas medio curadas con derivados del cannabis. (...) Por una vivencia personal, yo reacciono visceralmente a los tratamientos mágicos que nos ofrecen”, apuntó López.

Además, el cristiano Abelino Esquivel llenó el plan con cientos de mociones, pues dice que es parte del “combo de la muerte”.