José M. Figueres, Otto Guevara y José M. Villalta siguen con peores calificaciones

Por: Esteban Oviedo 8 septiembre, 2016
Óscar Arias asegura que Antonio Álvarez lo buscó para pedirle el apoyo y que él se lo otorgó porque es mejor tener un político con experiencia.
Óscar Arias asegura que Antonio Álvarez lo buscó para pedirle el apoyo y que él se lo otorgó porque es mejor tener un político con experiencia.

Entre los políticos más conocidos del país, el expresidente Óscar Arias y el diputado liberacionista Antonio Álvarez Desanti aparecen como los mejor calificados en la más reciente encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR). Les sigue de cerca el legislador Ottón Solís, de Acción Ciudadana (PAC).

Los tres cumplen la condición de ser conocidos por más del 80% de la ciudadanía.

Nota a personalidades y Calificación al gobierno
Nota a personalidades y Calificación al gobierno

En escala de 1 a 10, Arias obtuvo una calificación promedio de 5,9 por parte de los entrevistados en tanto Álvarez Desanti, actual presidente de la Asamblea Legislativa, recibió un 5,6 y Solís, fundador del PAC, un 5,4.

El CIEP coloca al dos veces presidente del país y al jerarca del Congreso en la categoría de “figuras bien calificadas y muy conocidas”.

En tanto, el estudio ubica a Solís en el apartado de figuras “muy conocidas con calificaciones intermedias”.

En ese estrato también están la expresidenta Laura Chinchilla y el actual mandatario, Luis Guillermo Solís, con calificaciones un tanto más bajas: 5,3 y 4,9 respectivamente.

Otras cuatro personalidades tuvieron notas más altas, pero son poco conocidas por la gente. Menos de un 60% de los entrevistados sabían quiénes son.

Ese es el caso de la candidata a secretaria general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Christiana Figueres; la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano y los vicepresidentes Helio Fallas (también ministro de Hacienda) y Ana Helena Chacón.

La aspirante a la ONU obtuvo la mejor calificación de todas las figuras: un 6,5 pero solo la reconoció un 57% de encuestados.

Por su parte, la vicepresidenta y la defensora recibieron la misma nota de Arias, pero son identificadas por menos del 30%.

Rodolfo Piza, precandidato de la Unidad Social Cristiana (PUSC), fue ubicado solo en un apartado de “medianamente conocido y bien calificado”. Tiene la misma nota de Antonio Álvarez, pero lo conoce un 70%.

Populares con baja nota. Por último, el CIEP identifica un grupo de políticos “muy conocidos y mal calificados”.

Ocho de cada diez costarricenses saben quiénes son, pero les asignan malas notas.

Ellos son el excandidato del Frente Amplio, José María Villalta (con 4,7) y el diputado del Movimiento Libertario, Otto Guevara (4,5).

También, el expresidente y actual precandidato en el Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres (4,1), quien ha desestimado el resultado de las encuestas como indicador para su campaña y afirma que Luis Guillermo Solís nunca las encabezó y, aun así, ganó. De hecho, Solís era una figura poco conocida.

La encuesta, elaborada junto con el Semanario Universidad, tomó en cuenta la opinión de 798 personas mayores de 18 años, vía telefónica, entre el 26 de julio y el 10 de agosto. Tiene un margen de error de 3,5 puntos porcentuales y un nivel de confianza del 95%.

En cuanto a la opinión de los entrevistados sobre el gobierno de Solís, no hubo cambios drásticos en comparación con las opiniones expresadas en abril.

Seis de cada diez lo califican negativamente y dos de cada diez, positivamente. El grupo que califica la labor de Solís de buena o muy buena varió de un 17,3% a un 21%, apenas por enciman del margen de error. El que la califica de mala o muy mala pasó de un 60,4% a un 62,2%.

El desempleo sigue siendo la principal preocupación, seguido de la inseguridad.