Operación se realizó este miércoles en la Clínica Bíblica, expresidente ya fue dado de alta y se encuentra en su casa

Por: Natasha Cambronero 20 noviembre, 2014
El expresidente, Óscar Arias, se sometió a una cirugía en la Clínica Bíblica en San José, para colocarse un marcapasos.
El expresidente, Óscar Arias, se sometió a una cirugía en la Clínica Bíblica en San José, para colocarse un marcapasos.

El expresidente, Óscar Arias, se sometió este miércoles a una cirugía en la Clínica Bíblica en San José, para colocarse un marcapasos.

Arias confirmó a La Nación que requiere de dicho aparato eléctrico para controlar su ritmo cardíaco, debido a que padece de presión alta.

“Es hereditario, mi hermano Rodrigo y yo lo heredamos de mi madre, él ya tiene uno”, expresó el exmandatario, quien ya fue dado de alta y se recupera en su casa de habitación.

Según Arias, desde que lo operaron en mayo pasado por la ruptura de un tendón en el pie derecho, su médico Orlando Quesada Vargas, le informó que iba a requerir del marcapasos.

No obstante, fue hasta este miércoles cuando le dijo que debía operarse “cuando antes”, tras analizar los resultados de un electrocardiograma.

“Desde hace tiempo yo sabía que tarde o temprano iba a necesitar la cirugía (...) Ahora debo guardar reposo unos días para que sane la herida, no puedo hacer ejercicios con fuerza y tengo que llevar una rutina normal”, agregó.

Arias regresó este domingo al país, luego de un viajar junto a su esposa Suzanne Fischel a Francia para ofrecer una conferencia.

Debido a esa cirugía canceló una visita a Cartagena, Colombia, donde iba a participar en un foro junto al mandatario colombiano Juan Manuel Santos y el exgobernante de esa nación, Cesar Gaviria.