Expresidente ve difícil que gobierno venezolano acepte su mediación

Por: Gerardo Ruiz R. 20 febrero, 2014
Óscar Arias lamentó anoche la represión en Venezuela. | MARIO ROJAS
Óscar Arias lamentó anoche la represión en Venezuela. | MARIO ROJAS

San José

El expresidente de la República y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, recomendó a los venezolanos no optar por el golpe de Estado como la vía para acabar con la crisis que enfrenta su país.

Arias alzó su voz desde la semana pasada a solicitud de un grupo de venezolanos radicados en Costa Rica, preocupados por las presuntas violaciones a los derechos humanos que ha cometido el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, al reprimir las protestas estudiantiles en contra de su administración.

“Evidentemente conmigo no cuentan aquellos que han recomendado que la única salida es un golpe de Estado. Ciertamente, la experiencia nos dice que no es una buena idea”, dijo Arias.

“Yo fui el primer presidente latinoamericano en condenar el golpe de Estado del 2009 en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya. Sería un gravísimo error romper el orden constitucional en Venezuela”, afirmó este jueves a La Nación.

El expresidente de la República (1986-1990 y 2006-2010) agregó que es pesimista sobre la posibilidad de que él sea aceptado como mediador por el gobierno venezolano.

La propuesta de su mediación la hizo el líder opositor Leopoldo López, del Partido Voluntad Popular, quien también sugirió los nombres de los expresidentes Felipe González (España), Fernando Enrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile) y Ernesto Samper (Colombia) como mediadores.

López se entregó a las autoridades del Gobierno de Venezuela desde el martes pasado, día en que fue encarcelado.

“Pienso que no va a fructificar esa propuesta para que yo sea un mediador, así como tampoco creo que prospere la solicitud (de la organización Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia) ante la OEA para que yo intervenga, porque el gobierno venezolano va a vetar mi nombre”, enfatizó Arias.

El expresidente, laureado con el Premio Nobel de la Paz de 1987 por su papel en la pacificación centroamericana, afirmó que la única vía para que Venezuela recupere la paz social y el crecimiento económico es el diálogo entre el gobierno chavista y sus opositores.

Arias llamó a la administración de Nicolás Maduro a aceptar las críticas y a tolerar el descontento popular con su mandato, ante la crisis económica que presiona a la sociedad venezolana.