Enumera que afán por propiciar nuevos liderazgos, peso de la ingobernabilidad, y trabajar desde otros espacios, lo inclinaron a rechazar postulación

Por: Gerardo Ruiz R. 19 septiembre, 2016
Óscar Arias sostiene que le dijo a a José María Figueres: 'Me duele mucho que la historia nos cuente que don Pepe fundó Liberación Nacional y que su hijo lo enterró'
Óscar Arias sostiene que le dijo a a José María Figueres: 'Me duele mucho que la historia nos cuente que don Pepe fundó Liberación Nacional y que su hijo lo enterró'

San José

Pasaron siete meses para que Óscar Arias finalmente dijera que no aspirará a la Presidencia de la República.

La noticia trascendió este lunes cuando el exmandatario facilitó un comentario escrito a La Nación en el que expone sus razones para inclinarse por el "no", pese a las súplicas y ruegos que le dirigieron, durante las últimas semanas, sus seguidores dentro del Partido Liberación Nacional (PLN) y desde otros sectores políticos y sociales.

"No me presentaré por tercera vez a la Presidencia de la República porque creo que es mi deber, como líder, propiciar nuevos liderazgos. Le he servido a este país con lo mejor de mis capacidades desde la silla presidencial, y hoy debo servirle apartándome de esa silla, dando oportunidad a quienes gobernarán la Costa Rica del mañana", confirmó Arias, quien gobernó Costa Rica en los periodos 1986-1990 y 2006-2010.

En el texto, el exgobernante repite los argumentos con los que le pidió el 5 de setiembre a José María Figueres que ambos se apartaran de la carrera por la candidatura presidencial del PLN, para cederle el terreno a líderes de nuevas generaciones.

"Nadie es imprescindible en una democracia. Lo imprescindible es que haya muchas personas dispuestas a trabajar por este país que tanto amamos (...). Servirle a mi pueblo ha sido el mayor honor de mi vida. Sería muy honroso regresar a la Presidencia y tener la oportunidad una vez más de inspirar optimismo. Pero no soy el único que puede hacerlo. Una democracia es más sana cuando hay siempre una nueva generación política formándose para sustituir a la anterior. Nuestro país necesita, con urgencia, la renovación de los liderazgos políticos", subrayó.

"Sólo los tiranos se aferran al poder. Los demócratas, y yo soy uno de ellos, entienden la importancia de hacerse a un lado. Creo que hay que darle espacio a los que vienen y ésta es la principal razón para no presentar mi nombre a una nueva candidatura presidencial", reveló.

Antes de anunciar su decisión de no ingresar al ring electoral rumbo al 2018, Arias se embarcó en un proceso de consultas a líderes de la mayoría de los partidos políticos. Durante ese lapso, el Premio Nobel de la Paz se quejó de que algunos jerarcas partidistas le rechazaron la invitación a dialogar sobre el futuro del país por puro cálculo electoral y mezquindad.

Precisamente, la segunda razón que Arias enumeró para no poner su nombre a consideración del electorado por tercera vez fue la ingobernabilidad política que, según él, flagela a Costa Rica.

"Lamentablemente, hay un segmento de la oposición en nuestro país que, en lugar de exigirle al gobierno de turno que cumpla con sus promesas, usa cualquier herramienta para impedírselo. En lugar de dejar que ejecute el plan de gobierno que los ciudadanos respaldaron en las urnas, libran cuatro años seguidos de campaña electoral, paralizando el avance en la dirección que el pueblo señaló", escribió Arias.

La tercera y última razón que enumeró fue su deseo de trabajar por el país de otras maneras distintas a la Presidencia.

"Si uno sólo puede influir desde la silla presidencial, ha de ser poca su influencia. No planeo retirarme. Seguiré opinando sobre la realidad del país y seguiré impulsando las causas en las que creo: siempre defendí lo que considero es lo mejor para nuestro pueblo y, sobre todo, para los más humildes", se lee en el texto.

Finalmente, Arias concluyó su mensaje de negativa a la candidatura con un llamado para que la juventud asuma la lucha por el poder político.

"Este es un país de gente joven. Son las nuevas generaciones las que deben luchar por el poder y ejercerlo. Si no les gusta el rumbo del país, deben transformarlo. Uno puede hacer mucho bien al margen de la política, pero un país en donde todos están al margen es un país a la deriva", cerró el exmandatario.

Todas estas declaraciones del expresidente están grabadas en el mensaje que Arias transmitará por televisión este mismo lunes a las 8 p. m.