Funcionaria llamó a clérigos "señores estirados y soberbios" en su cuenta de Twitter

 8 abril, 2015
Integrantes de la Arquidiócesis de San José encabezaron el Vía Crucis de este Viernes Santo en la capital.
Integrantes de la Arquidiócesis de San José encabezaron el Vía Crucis de este Viernes Santo en la capital.

La Conferencia Episcopal de Costa Rica envió ayer una carta a la Cancillería de la República rechazando las manifestaciones "despectivas" de Julia Ardón, encargada de redes sociales de la Presidencia de la República.

La funcionaria expresó en su cuenta de Twitter, el pasado Viernes Santo: "¿No les vamos a decir nada a esos señores estirados y soberbios de sotanas, encajes y piruchos? ¿En qué aberración queremos convertir este país? ¿Nos vamos a hacer los tontos?"

Ese comentario fue colocado el 3 de abril a las 10:30 a. m.

Julia Ardón, coordinadora de redes sociales de Casa Presidencial, lanzó comentarios en Twitter sobre los miembros de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.
Julia Ardón, coordinadora de redes sociales de Casa Presidencial, lanzó comentarios en Twitter sobre los miembros de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

Ese día, José Rafael Quirós, arzobispo de San José, durante una procesión de Semana Santa dio un mensaje sobre el aborto y la fertilización in vitro.

"Hoy cuando en lugar de ayudar a estas madres, de brindarles lo necesario para que pueden cumplir su misión, pues hay veces que se les quita todo apoyo y la solución que se les da es la salida fácil, de quitarle la vida a su hijo. La virgen madre es imagen de la madre que lucha y está con su hijo hasta el final, aunque su vida corra peligro", dijo el arzobispo.

El 5 de abril, en su cuenta de Facebook, Ardón se disculpó por sus manifestaciones.

"Debí haber usado otras palabras. Sí, soy consciente de ello. La forma que usé para decir algo que creía importante no fue la más afortunada, ya que por esa razón se olvidó el tema fundamental (...) No medí las consecuencias de mis palabras, ni qué intereses alimentarían", escribió.

En la nota, enviada al canciller Manuel González, los obispos reclaman la forma en la que habló la comunicadora.

"Manifestamos nuestra preocupación y reclamo ante el proceder de la funcionaria (…) la señora Ardón de forma pública y reiterada se manifestó contra nuestras personas y magisterio de modo despectivo e irrespetuoso, fue igualmente inadecuada la manera en que se refirió al quehacer del clero costarricense, a la vez que con sus comentarios en la red social Twitter ofendía la fe que comparte la mayoría de los ciudadanos de este país", dice la misiva de la Conferencia Episcopal.

Boris Ramírez, director de comunicación del Gobierno, dijo vía telefónica que conoce los comentarios de Ardón, pero no profundizó sobre el tema, pues estaba en una reunión. El funcionario aseguró que en la tarde hablará sobre este asunto.

Javier Román Arias, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, señaló su incomodidad por los comentarios de Ardón.

"¿Dónde queda la tolerancia? Nos sentimos sorprendidos por esas declaraciones de una funcionaria pública", enfatizó Román.