Por: Aarón Sequeira 24 julio, 2013

Una nueva ley, aprobada por los diputados ayer, acortará los tiempos en los procesos judiciales civiles de todo asunto, mediante la introducción de la oralidad.

El proyecto de ley de Código Procesal Civil elimina la obligación de llevar todos los trámites por escrito, tanto las notificaciones como los alegatos, defensas y demás procedimientos del juicio.

El presidente de la Comisión de Jurídicos, Luis Gerardo Villanueva, indicó que la oralidad implica la concentración y eliminación de etapas en los juicios, además de la recepción presencial de la prueba y el análisis del juez.

El liberacionista explicó que la mayoría de los juicios que realiza el Poder Judicial son de tipo civil, en asuntos como laboral, familia, agrícola o ambiental.

El proyecto tuvo el apoyo de los 43 diputados presentes en el plenario en el momento de la votación.

La iniciativa no entrará en vigencia sino dos años y medio después de su publicación, por el reacomodo que exige en la estructura del Poder Judicial.

Villanueva apuntó que ya en temas penales, contencioso administrativos y procesales laborales se aplica la oralidad en los juicios.

“Esta ley devuelve la justicia civil a los ciudadanos”, dijo José María Villalta, del Frente Amplio.

Carmen Muñoz, del PAC, resaltó este Código por encima de la Ley de Monitorio, pues dijo que la primera anulará la segunda.