Por: Natasha Cambronero 18 diciembre, 2015
El vicecanciller de Nicaragua, Dennis Moncada; la vicepresidenta de Panamá, Isabel De Saint Malo y el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, durante la XLVI cumbre de presidentes y jefes de Estado del SICA, en El Salvador.
El vicecanciller de Nicaragua, Dennis Moncada; la vicepresidenta de Panamá, Isabel De Saint Malo y el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, durante la XLVI cumbre de presidentes y jefes de Estado del SICA, en El Salvador.

Al tiempo que impide el tránsito de migrantes cubanos por su territorio, el gobierno de Nicaragua propuso este viernes a los países de Centroamérica enfilar la presión por esta crisis hacia Estados Unidos.

A través de su vicecanciller Dennis Moncada, la administración de Daniel Ortega lanzó su propuesta en el marco de la XLVI cumbre de presidentes y jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que se realizó en El Salvador.

El gobierno de Nicaragua plantea exigir a Estados Unidos suspender la Ley de Ajuste Cubano, la cual motivó la migración de miles de isleños, incluidos los 6.000 que se encuentran varados en suelo costarricense porque Managua no los deja seguir su ruta hacia el norte.

Para el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, esa legislación, que ordena recibir a cada uno de los cubanos que ponga un pie en territorio de Estados Unidos, es la culpable de la crisis humanitaria que se vive en la actualidad y, por ello, se debe interrumpir esa legislación.

"El Gobierno de Nicaragua demanda, por lo tanto, al Gobierno de los Estados Unidos suspender la Ley de Ajuste Cubano y la Política de Pies Secos/Pies Mojados, que ha producido y produce este anómalo y peligroso flujo migratorio. Miles de seres humanos como consecuencia de esa ley y política ponen en riesgo su vida y se impone igualmente, condiciones y demandas insostenibles a los gobiernos y pueblos donde la migración irregular cubana transita", señala un comunicado de prensa emitido por la Presidencia nicaragüense.

En criterio de Ortega, en la discusión de esta problemática no solo se debe incluir al Istmo, sino a la nación jefeada por Barack Obama y le pide soluciones para el tránsito de los miles de cubanos que viajan por tierra desde Ecuador (único país de América continental que hasta el pasado 1°. de diciembre no les solicitaba visa), con destino final hasta Estados Unidos.

"Se considera a los Estados Unidos responsables directos de esta situación fatal y se suma al justo y digno reclamo del gobierno de Cuba de proceder a negociaciones para establecer una migración legal, segura y ordenada que garantice la vida y los derechos de l@s Ciudadan@s cuban@s (sic), que recorren estas riesgosas rutas".

"El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional exige a los Estados Unidos soluciones para el traslado inmediato y seguro hacia su territorio, de los miles de Ciudadan@s cuban@s entrampad@s en esa peligrosa ruta de tránsito. Que est@s Ciudadan@s puedan viajar directo hacia Estados Unidos (sic), garantizando así el respeto a su seguridad y a su vida", agrega el comunicado.

Unos 6.000 cubanos están varados en el país desde mediados de noviembre debido a la negativa de Nicaragua, Guatemala y Belice de permitir su paso por sus territorios.