Canciller afirmó que decisión de Interpol de levantar orden de captura contra Pastora fue 'intempestiva e inconsulta'

Por: Gerardo Ruiz R. 24 enero, 2014
En agosto pasado, un equipo de la Revista Dominical de este diario visitó a Edén Pastora en su casa, en Managua, Nicaragua. El exguerrillero está hoy en la lista de los buscados por la Interpol. | ARCHIVO/EYLEEN VARGAS
En agosto pasado, un equipo de la Revista Dominical de este diario visitó a Edén Pastora en su casa, en Managua, Nicaragua. El exguerrillero está hoy en la lista de los buscados por la Interpol. | ARCHIVO/EYLEEN VARGAS

San José y Managua

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua emitió este viernes una nota de protesta contra las declaraciones brindadas por el Canciller Enrique Castillo a La Nación, donde cuestionaba la forma en que la Interpol levantó la orden de captura planteada por Costa Rica contra Edén Pastora por los daños ambientales ocasionados durante la invasión a isla Calero.

La agencia de noticas ACAN-EFE consignó que en la nota de protesta el Canciller nicaragüense, Samuel Santos, afirmó que su Gobierno rechaza los calificativos que dio Castillo a la forma en la que la Interpol levantó la orden de captura contra Pastora.

Castillo declaró a este medio ayer que la Interpol actuó de forma "intempestiva e inconsulta".

"El gobierno (de Nicaragua) rechaza las recientes declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Enrique Castillo, mediante las cuales afirmó que la Interpol actuó 'de manera intempestiva e inconsulta', 'absolutamente precipitada' y 'poco profesional', respecto a la notificación roja del funcionario Edén Pastora”, reseñó la agencia ACAN-EFE sobre la nota de protesta.

Asimismo, el Gobierno nicaragüense afirmó que las declaraciones dadas por Castillo "atentan" contra la neutralidad y el profesionalismo de la Interpol.

"(Las declaraciones de Enrique Castillo) afectan las relaciones entre nuestros países hermanos e infringen lo dispuesto por la Corte Internacional de Justicia en relación al deber de las partes de abstenerse de toda acción que pueda empeorar la disputa ”, prosiguió la nota de protesta nicaragüense.

Por su parte, Edén Pastora calificó como una "estupidez y una necedad" las intenciones dadas a conocer por Castillo de volver a pedir su captura en caso de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) resuelva a favor de Costa Rica el conflicto limítrofe planteado contra Nicaragua.

“Caen ya en lo ridículo, a veces me parece estupidez o necedad, cómo no se va a dar cuenta el canciller que la ley no es retroactiva, que aún si La Haya decide el territorio en disputa es de Costa Rica, no pueden acusarme por algo que hice cuando el territorio no estaba bajo dominio costarricense ”, declaró el exguerrillero, encargado del Gobierno por el Gobierno de Daniel Ortega para el dragado del río San Juan.

En octubre del 2010 San José denunció que Pastora invadió isla Calero, en Pococí, Limón, durante el proceso de dragado del San Juan.

Por ese hecho los Tribunales costarricenses acusaron a Pastora por los delitos de usurpación de bienes de dominio público e infracción a Ley Forestal.

Pastora calificó como “una tremenda derrota” para Costa Rica que la Interpol accediera a principios de enero a acoger la solicitud de Nicaragua de levantar la orden de captura en su contra solicitada por el Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla.

El exguerrillero agregó que la administración de la mandataria viola sus derechos humanos al insistir en colocarlo en la lista de “los más mafiosos del mundo” y aseguró que la actitud de San José es hostil contra el pueblo nicaragüense.