Vecino país alegó que esa porción de territorio le da al país una injusta ventaja a la hora de fijar límites marítimos

Por: Gerardo Ruiz R., Natasha Cambronero 3 julio
El gobierno de Nicaragua eliminó la Península de Nicoya del mapa de Costa Rica en el juicio que se lleva en la Corte de La Haya, para discuten los límites marítimos entre ambos países. Este es uno de los mapas que los nicaragüenses enviaron a los jueces.
El gobierno de Nicaragua eliminó la Península de Nicoya del mapa de Costa Rica en el juicio que se lleva en la Corte de La Haya, para discuten los límites marítimos entre ambos países. Este es uno de los mapas que los nicaragüenses enviaron a los jueces.

San José

Nicaragua eliminó la península de Nicoya del mapa de Costa Rica que presentó en el juicio para definir los límites marítimos entre ambos países que se celebra en la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, Holanda.

Por considerar que otorga una "ventaja injusta" al Estado costarricense, Managua utilizó ante los jueces un mapa sin la península guanacasteca, alegando que, por su forma, ésta no se puede tomar como punto de referencia para trazar la frontera marítima en el océano Pacífico.

La visión del gobierno de Ortega
La visión del gobierno de Ortega

Con ese criterio, el límite se trazaría mucho más al sur de lo que pretende Costa Rica, con una diferencia de miles de kilómetros cuadrados.

Así trascendió este lunes en La Haya al iniciar las audiencias orales por la demanda que Costa Rica presentó en el 2014 contra Nicaragua, para que se fijen los límites marítimos en ambas costas.

Sergio Ugalde
Sergio Ugalde
"Eliminan la península de Nicoya, como si no existiera. Entonces, claro, sobre la base de eliminar la realidad geográfica de una parte importante de nuestro territorio, le piden a la Corte una línea que se traza desde muchísimo más abajo de lo que en Derecho Internacional debería ser". Sergio Ugalde, embajador de Costa Rica en Países Bajos

En su contramemoria (respuesta a los alegatos costarricense), Nicaragua alega que no está de acuerdo con la consideración de Costa Rica de utilizar un punto de la península de Nicoya para trazar una línea de equidistancia provisional, a fin de alcanzar una solución equitativa para ambos países.

El método de equidistancia consiste en trazar una línea imaginaria en el mar, a partir de distancias similares desde puntos de las costas de ambos países.

Eso implica por ejemplo, trazar líneas desde sitios como Punta Santa Elena (La Cruz) y Cabo Velas (Santa Cruz) del lado costarricense.

Esta es la propuesta de Costa Rica con base en la equidistancia

Con base en el metodo de equidistancia, Costa Rica propuso este límite marítimo en el Oceáno Pacífico.
Con base en el metodo de equidistancia, Costa Rica propuso este límite marítimo en el Oceáno Pacífico.

Empero, el equipo nicaragüense ante la Corte alega que el principio de la equidistancia tiende a producir resultados injustos en la fijación de límites marítimos, debido a la forma de la península. Citando jurisprudencia del Tribunal en casos de fijación de límites marítimos, Nicaragua adujo que "la pronunciada protrusión de la península de Nicoya es exactamente el tipo de manifiesta irregularidad a la que la CIJ se ha referido".

"La linea de equidistancia provisional de Costa Rica es controlada enteramente por esta pronunciada protrusión en la costa costarricense que es inconsistente con la tendencia general de las costas de las partes (países en litigio) considerada en su conjunto. Aunque la naturaleza ha dotado a Nicaragua de una costa considerable, la protrusión de la península de Nicoya en la zona inmediatamente adyacente a la frontera terrestre hace que la línea de equidistancia provisional de Costa Rica produzca resultados 'antinaturales o poco razonables'".

Entonces, el gobierno de Daniel Ortega optó por trazar la línea de equidistancia sin la península de Nicoya e, incluso, trazó una línea media entre ésta y otra parecida a la que propone Costa Rica.

El mapa de la izquierda es la propuesta de Costa Rica de donde debe salir el límite en el Oceano Pacífico entre ambos países. En el mapa de la derecha, se observa como Nicaragua elimina a la Península de Nicoya.
El mapa de la izquierda es la propuesta de Costa Rica de donde debe salir el límite en el Oceano Pacífico entre ambos países. En el mapa de la derecha, se observa como Nicaragua elimina a la Península de Nicoya.

Sergio Ugalde, embajador de Costa Rica en los Países Bajos y quien es parte del equipo de expertos en Derecho Internacional que representa al país, sostuvo que Nicaragua pretende ignorar la realidad geográfica para fijar los límites.

"Eliminan la península de Nicoya, como si no existiera. Entonces, claro, sobre la base de eliminar la realidad geográfica de una parte importante de nuestro territorio le piden a la Corte una línea que se traza desde muchísimo más abajo de lo que en Derecho Internacional debería ser. Eso fue lo que atacamos hoy", explicó Ugalde durante una entrevista telefónica con La Nación.

A diferencia de lo que alega Nicaragua, Ugalde afirmó que revisaron los anales del Corte sin hallar antecedentes de que un país eliminara el territorio de otro para obtener una ventaja en la fijación de límites marítimos. Según el diplomático, el alegato presentado por Nicaragua "es pura invención" del Gobierno nicaragüense, un estilo de litigar que, afirmó, Costa Rica rechaza.

"Nicaragua pide unas exageraciones para ver si arañan algo. Nosotros rechazamos esa forma de litigar, eso no es lo que Costa Rica hace. Por supuesto que es risible (la eliminación de la península de Nicoya) porque ¿cómo se le ocurre a alguien que un día un país alega que va a quitar del mapa el territorio de otro para que le den más espacio marítimo? Eso no existe en ninguna corte de ningún tipo, ni en ningún tribunal internacional, ni en la CIJ, ni siquiera en cortes nacionales. No se puede presumir que se declare inexistente un territorio para darle derechos a otro. Eso solamente en la imaginación de Nicaragua puede caber", reprochó el abogado costarricense.

Por su parte, Managua insistió en que el método propuesto por San José no provee equidad. "La línea de equidistancia provisional de Costa Rica no hace tal cosa. Porque está dibujada exclusivamente a partir de puntos de base situados en una pronunciada protrusión costera (la península de Nicoya). La línea propuesta por Costa Rica se proyecta sustancialmente hacia el norte y corta significativamente las proyecciones marítimas de Nicaragua", se lee en el documento que presentó ese país ante la CIJ.

Según las estimaciones presentadas por Costa Rica, a Nicaragua le corresponde en el Pacífico un mar territorial con una extensión de 72.100 kilómetros cuadrados, mientras que el mar territorial nacional en ese océano sería de 130.700 km2, medidas a las que se opone el vecino país del norte.

San José también planteó una demanda contra Nicaragua ante la CIJ por la fijación de límites marítimos en el Caribe. Este lunes, el equipo costarricense también acusó a Managua de instalar un campamento militar en una playa de isla Portillos para reabrir el debate sobre la posesión de ese territorio, pues afecta la fijación de límites marítimos.

Ugalde dijo que Costa Rica les planteó a los jueces que la posesión de isla Portillos es cosa juzgada, pues en diciembre del 2015 la CIJ falló a favor de Costa Rica, luego de que Nicaragua invadiera ese territorio en el 2010 con la excusa del dragado del río San Juan.

"Nicaragua ahora quiere relitigar eso a sabiendas de que no pueden hacerlo. Ellos no pueden aceptar que Costa Rica tenía razón en ese juicio y quieren reabrir un tema que nosotros ya habíamos dado por cerrado", lamentó el jurista.

Durante la audiencia de este lunes estuvo presente el canciller costarricense, Manuel González. La delegación de Costa Rica la integraron también el agente ante la Corte, Edgar Ugalde, y los abogados Marcelo Kohen, Samuel Wordsworth, Coalter Lathrop, Kate Parlett, Katherine del Mar, Simon Olleson y Arnoldo Brenes.

El abogado Marcelo Kohen (izq.), el agente de Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia, Edgar Ugalde (centro) y el canciller, Manuel González, participaron este lunes en el inicio de las audiencias del litigio que Costa Rica presentó contra Nicaragua por la fijación de límites marítimos.
El abogado Marcelo Kohen (izq.), el agente de Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia, Edgar Ugalde (centro) y el canciller, Manuel González, participaron este lunes en el inicio de las audiencias del litigio que Costa Rica presentó contra Nicaragua por la fijación de límites marítimos.

Ambos países también se enfrentan en La Haya, en un proceso distinto, para que la CIJ defina el monto de la indemnización que Nicaragua deberá pagarle a Costa Rica por el daño ambiental que provocó el isla Portillos; el país había estimado la suma en $6 millones, pero el gobierno de Ortega no estuvo de acuerdo.

Sobre el litigio por los límites marítimos, Sergio Ugalde dijo que Costa Rica no puede dar por sentado que sus alegatos serán aceptados por los jueces de La Haya. No obstante, agregó que el equipo tiene confianza en la solidez de las pruebas que expone el país.

"Estamos muy confiados de que los alegatos dejan claras las diferencias tan abismales entre uno y otro. Nos sentimos muy cómodos con la posición nacional y estamos bastante seguros de que la CIJ podrá apreciar que llevamos una posición sólida pero además equilibrada con el Derecho Internacional y que lo de Nicaragua son puras exageraciones y que eso no tiene cabida en el Derecho Internacional", zanjó el embajador.

Antecedentes. Esta no es la primera vez que la nación vecina del norte se pronuncia sobre el territorio guanacasteco. En agosto del 2013, el presidente nicaragüense Daniel Ortega insistió en su deseo de reclamar Guanacaste como parte de Nicaragua.

Así lo dijo durante un discurso público de la Fuerza Naval, en el cual afirmó que esa tierra fue cedida a Costa Rica "cuando el país estaba enfrentando al expansionismo yanqui entonces" a inicios del siglo XIX.

Además, en los alegatos que presentó ante la Corte por este litigio de los límites marítimos, en diciembre del 2015, el gobierno nicaragüense reclamó la copropiedad de la costarricense isla Bolaños, ubicada en bahía Salinas.

Ese hecho, generó la molestia del canciller González, quien envió una protesta formal a Managua el 16 de febrero del 2016, en la cual contradice ese "injustificado" reclamo y pide que se respete a plenitud la soberanía e integridad territorial nacionales.