Próximo domingo vence plazo de una directora más, Junta quedaría con 4 de 7

Por: Aarón Sequeira 4 noviembre, 2015
El BCCR ha esperado un año y cuatro meses que ratifiquen a un miembro de su directiva, y nueve meses por otro de ellos. | RAFAEL PACHECO.
El BCCR ha esperado un año y cuatro meses que ratifiquen a un miembro de su directiva, y nueve meses por otro de ellos. | RAFAEL PACHECO.

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) consta de siete miembros, según lo establece la ley orgánica de esa entidad, pero desde hace nueve meses solo tiene cinco.

El próximo domingo, 8 de noviembre, vence el plazo de otra directora más, Silvia Charpentier. A partir de entonces, la Directiva del Central no podrá funcionar más, pues la ley exige sesionar con al menos cinco de sus siete miembros.

La culpa de que el BCCR esté a punto de quedarse sin directiva es de los diputados, pues no han ratificado dos nombramientos hechos por el Consejo de Gobierno, uno de ellos pendiente desde hace un año y cuatro meses (Roxana Morales Ramos) y el otro, desde marzo pasado (Miguel Gutiérrez Saxe).

En ambos casos, la Comisión de Nombramientos de la Asamblea Legislativa cumplió con el plazo reglamentario para emitir una recomendación, la de ratificar o no, pero en el plenario ambos procesos quedaron varados.

Tanto Ottón Solís, anterior presidente de esa comisión, como Jorge Rodríguez, el actual, coinciden en que ha habido negligencia de parte del Congreso para poder avanzar con el trámite de esas ratificaciones.

El jefe de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Johnny Leiva, si bien reconoce la culpa de los congresistas, también señala al Poder Ejecutivo por no enviar otro nombre en lugar de Gutiérrez Saxe, pues dijo que hace cuatro meses se le pidió sustituir esa postulación.

‘Lobby’. El socialcristiano añadió que ellos no ven a nadie del Gobierno haciendo lobby para apoyar y presionar por esos nombramientos y que no han tenido respuesta a su solicitud, aunque reconoció: “Es responsabilidad nuestra principalmente”.

Según el oficialista Ottón Solís, la objeción principal sobre Gutiérrez es porque, al nombrar a un hombre, “se rompería con la equidad de género”.

En cuanto a Roxana Morales, el jefe de fracción de Liberación Nacional, Julio Rojas, dijo que el anterior jerarca del Congreso, Henry Mora, evitó discutir el tema porque ella trabajó con él en la Universidad Nacional.

La Nación consultó al Banco Central sobre los efectos de que a partir del lunes no tengan habilitada la Junta Directiva, pero a través de la oficina de prensa se indicó que esperan las acciones del Ministerio de Presidencia y del propio Congreso.

“En ellos recae la coordinación y decisión de su ratificación”, dice la nota del BCCR.

Entre las funciones de la Junta destacan el definir el régimen cambiario, las tasas de interés, así como la política monetaria y cambiaria del país, además de aprobar, controlar y ejecutar el programa cambiario.