Próxima semana terminarán acuerdo que sacó al PAC del control legislativo

Por: Aarón Sequeira 2 mayo, 2015

El pacto construido por seis partidos de la oposición para dejarse el Directorio de la Asamblea Legislativa plasmó, en blanco y negro, la negativa de esas fracciones a la aprobación de nuevos impuestos.

Así lo corroboraron diputados del bloque, quienes adujeron que los planes con los que el Gobierno pretenda aumentar la carga tributaria no avanzarán.

“Hay un acuerdo de que los impuestos no van. No hay impuestos en un año: es parte del acuerdo”, aseguró el liberacionista Antonio Álvarez.

El exjefe de la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN), Juan Luis Jiménez, añadió que el acuerdo todavía está en la fase de retoque, pero que la negativa a los impuestos ya está incluida.

Ayer, el socialcristiano Rafael Ortiz le ganó el pulso por la presidencia legislativa a Henry Mora, del PAC. Lo hizo gracias a 18 votos del PLN, al menos siete de los ocho de la Unidad Social Cristiana (PUSC), dos del Movimiento Libertario, dos de Renovación Costarricense, uno de Restauración Nacional y uno de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC).

A esa votación se le sumaron los tres votos nulos y uno en blanco, para un total de 35.

La alianza opositora también colocó a Juan Marín y a Karla Prendas, del PLN, en la primera y la segunda secretarías, puestos que controlan la Administración del Congreso con el presidente.

Además, eligieron vicepresidente a Luis Vásquez (PUSC); y a Marlene Madrigal (Acción Ciudadana, PAC) y Natalia Díaz (Movimiento Libertario) como primera y segunda prosecretarias.

Primero cortar. Mario Redondo, de la ADC, matizó la posición sobre los tributos al decir que se decidió entrar en la racionalización del gasto y en la reactivación económica antes de conocer los planes.

El PAC perdió la presidencia del Congreso en momentos en que el mandatario, Luis Guillermo Solís, está por enviar un plan fiscal para paliar el déficit de las finanzas públicas, que roza el 6% del producto interno bruto (PIB).

El Gobierno quiere, por ejemplo, transformar el tributo de ventas en un impuesto sobre el valor agregado (IVA) y subirlo del 13% al 15% en tres años.

“No nos negamos a que se discutan, pero hemos dicho que primero tiene que haber contención del gasto y aprobarse algún tipo de reglas fiscales”, aseguró el jefe de los legisladores libertarios, Otto Guevara, en relación con los planes del Poder Ejecutivo.

El documento por el cual la oposición fraguó la alianza que le arrebató la presidencia legislativa al PAC, sí está firmado, según aseguraron los diputados Rafael Ortiz, Juan Luis Jiménez, Álvarez Desanti y Mario Redondo.

Sin embargo, se negaron a hacerlo público pues insistieron en que aún falta agregar el capítulo de proyectos de ley.

Jiménez explicó que esa agenda de iniciativas se construirá con base en el artículo 36 del Reglamento legislativo, que permite a cada fracción dar prioridad a cierto número de proyectos según su cantidad de diputados.

Los socialcristianos Rosibel Ramos y Gerardo Vargas adujeron que el escrito se dará a conocer la próxima semana.

Lo que sí se reveló es que Ramos, del PUSC, será la nueva presidenta de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

Allí se discute, por ejemplo, el Presupuesto Nacional, que el año pasado fue aprobado por Henry Mora desde la presidencia legislativa, sin los recortes aprobados en Hacendarios.

La Comisión de Control del Ingreso y el Gasto Público, que presidía el frenteamplista Gerardo Vargas, pasará a manos de Mario Redondo. Juventud, Niñez y Adolescencia será dirigida por Fabricio Alvarado, de Restauración, y Gonzalo Ramírez, de Renovación, seguirá al mando de la Comisión de Económicos.

Para Ottón Solís, una alianza tan fuerte que logró hasta 35 votos en varias de las votaciones por los puestos del Directorio, tendrá un poder de decisión muy importante sobre las prioridades del Gobierno.No obstante, afirmó que buscará al nuevo jerarca del Congreso para conversar sobre reformas en pensiones y el plan de lucha contra el fraude fiscal.“Él (Ortiz) siempre ha tenido buen diálogo con el presidente (Luis Gmo.) Solís. Él puede ser un buen vínculo entre Liberación y los otros partidos”, adujo Ottón.Jorge Arguedas, del Frente Amplio, deploró la victoria que obtuvo la oposición, sobre todo por la presencia mayoritaria del PLN y el PUSC en puestos decisivos.“Es retomar el proyecto neoliberal, las privatizaciones, la corrupción, el bipartidismo. Esto se va a tornar en un debate ideológico. Está claro que el principal enemigo para ellos es el Frente Amplio”, sentenció el frenteamplista.