Por: Jessica Rojas Ch. 3 diciembre, 2013

¿Qué significa que la nombren magistrada de Sala IV?

He dedicado mi vida a la defensa de los derechos fundamentales. Esto es la culminación de una carrera dedicada a ese tema. Fui letrada de don Luis Paulino (Mora) por 25 años; por eso me siento honrada, aunque sé que nadie puede llenar la silla de él.

¿Qué piensa de haber recibido el apoyo de 44 diputados?

Recibir el apoyo de 44 diputados, sobre todo en una Asamblea tan dividida como esta, me ha conmovido y me ha sorprendido. Asumo que es un reconocimiento a mi trayectoria profesional.

¿Cuáles son sus principales preocupaciones?

Le puedo mencionar tres líneas de trabajo. Primero, me gustaría trabajar en el rescate del hábeas corpus como instrumento de defensa de la libertad; en segundo, delimitar las competencias entre la Sala IV y el Tribunal Contencioso-Administrativo, y, finalmente, impulsar un mayor respeto a la autonomía de la Asamblea.

¿Hacia dónde debe ir la Sala Constitucional?

Ha llegado el momento de hacerle algunos ajustes a la Sala. Mi preocupación es rescatar el rol de tribunal de derechos humanos que debe tener. Asimismo, que la Sala Constitucional deje de funcionar como un senado de la Asamblea Legislativa.