Cooperativistas alegan que Poder Ejecutivo no puede suspender a los directivos del Infocoop designados por ellos

Por: Gerardo Ruiz R. 3 marzo

San José

El Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop) anunció este viernes que presentará una demanda contra el decreto de intervención del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), emitido por el presidente Luis Guillermo Solís.

La intención de los cooperativistas es que el Tribunal Contencioso Administrativo anule el acto con el que el gobierno destituyó a la Junta Directiva formal del Infocoop, para nombrar una junta interventora.

Durante una conferencia de prensa ofrecida este viernes, los líderes de Conacoop consideraron ilegal que el Poder Ejecutivo destituya a los cuatro representantes del sector cooperativo en la Directiva y, en cambio, incluyera en la cúpula provisional a los dos delegados del gobierno y al del Banco Nacional.

Geovanny Villalobos, uno de los cuatro directivos cooperativistas sustituidos por el Gobierno este jueves, afirmó que Casa Presidencial carece de argumentos técnicos que respalden su decisión, para tomar el control absoluto en el Instituto dedicado a otorgar préstamos a cooperativas y fomentar el cooperativismo.

"Vamos a presentar un contencioso, estamos analizando también presentar una acción de inconstitucionalidad. No siguieron ningún procedimiento legal. Ese decreto de intervención es un adefecio jurídico que carece de cualquier fundamento", estimó.

Este jueves, durante una audiencia ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa, el ministro Luis Felipe Arauz, presidente del Infocoop, alegó que ningún estudio de la Contraloría General sobre el Infocoop alcanza, por sí solo, como argumento para intervenir el Instituto.

El directorio de Conacoop condenó este viernes la decisión de Casa Presidencial de intervenir el Infocoop, ente que promueve y financia proyectos cooperativos.
El directorio de Conacoop condenó este viernes la decisión de Casa Presidencial de intervenir el Infocoop, ente que promueve y financia proyectos cooperativos.

Sin embargo, afirmó que esos informes, más denuncias anónimas de empleados de la entidad, llevaron al Gobierno a considerar la situación interna como crítica. Y que la decisión de intervenir se concretó cuando los directores cooperativistas se negaron a hacer una auditoría forense para confirmar o descartar las denuncias anónimas.

El directivo –sustituido durante los nueve meses que durará la intervención decretada por el gobierno– consideró que él y sus compañeros en la directiva del Infocoop también pueden tomar acciones particulares contra Zapote, pues considera que la intervención los afecta moralmente.

"A la gente le queda la sensación de que aquí los malos somos nosotros los cooperativistas, porque mientras el gobierno toma la decisión de sacarnos a nosotros de la Junta, sí deja ahí a sus actuales tres representantes (Luis Felipe Arauz, ministro de Agricultura, Luis Emilio Cuenca, viceministro de Trabajo y Edgar Quirós, representante del Banco Nacional). Da la sensación de que estamos saliendo por la puerta de atrás", reclamó.

Freddy González, secretario ejecutivo de Conacoop, agregó que los asesores jurídicos del Consejo sostienen la tesis de que hay varios criterios de la Procuraduría General de la República en los que se indica que el gobierno no puede intervenir una institución autónoma, como el Infocoop, que tiene una junta directiva mixta.

"El gobierno podía remover a sus representantes en la directiva del Infocoop y pedirle al movimiento cooperativo que quitara a los suyos, pero no cortarnos la cabeza, al mejor estilo de la izquierda venezolana, donde todo es la fuerza. Aquí nos están cobrando nuesta oposición a los proyectos de Ley de Economía Social Solidaria y de reforma a la Ley Orgánica del Banco Popular. Esa es una decisión política y no técnica", advirtió.

González dijo que la decisión de intervenir el Infocoop coincide con las elecciones del movimiento cooperativo y con el inicio de la precampaña en los partidos políticos.

Sobre esto, Geovanny Villalobos afirmó que, para el Gobierno, será muy conveniente tener el control del Infocoop para ganar aliados en la base cooperativa, compuesta por más de un millón de socios.

Por su parte, Jesús Villalobos, presidente del directorio del Conacoop, adelantó que el movimiento cooperativo ve una oportunidad de recuperar su espacio en el Infocoop desde la trinchera legal a raíz de los antecedentes que tiene la decisión de intervenir esa entidad.

"En los albores de este Gobierno nos convocaron al Movimiento Cooperativo a Casa Presidencial, al despacho del entonces ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, donde estaba el diputado de Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales Zapata, y entre ambos nos presentaron a quienes, según ellos, iban a ser el nuevo director ejecutivo, don Gerardo Arauz Montero, y a la nueva subdirectora Ejecutiva del Infocoop, doña Lorena Altamirano, ambos muy afines al señor diputado. Nosotros les dijimos que esos nombramientos solo los podía hacer la junta directiva y desde entonces les abundan los pretextos para intervenirnos. Ahora lo hacen ilegalmente", manifestó.

El pleito entre el Gobierno y los cooperativistas por el control del Infocoop arreció a finales del año pasado, cuando el Gobierno desoyó el resultado de un concurso público para nombrar al nuevo director ejecutivo del Infocoop, con la intención de nombrar en la plaza a una persona afín, el gerente cooperativo, Marco Vinicio Ruiz.

Pero el concurso lo ganó el actual director ejecutivo interino del Infocoop, Ronald Fonseca, quien tiene el respaldo del movimiento cooperativo. Tal es el pulso que aún hoy el nombramiento no se ha podido realizar pues ninguna de las dos partes ha tenido el mínimo de cinco votos para hacer la designación.

Ahora, en el marco de la intervención, al Gobierno se le facilita el nombramiento de la dirección ejecutiva, con lo cual terminaría por asentar su poder en el Infocoop.

Ese Instituto, dedicado al fomento y al desarrollo de proyectos cooperativistas, está en la picota por el otorgamiento de créditos en condiciones blandas para las cooperativas, por ejemplo, con cifras multimillonarias a tasas de entre un 2 y un 5%, con 35 años para pagar y hasta cinco años de gracia antes de empezar a abonarle al principal.

Pese a que han criticado esas condiciones, los representantes del gobierno de Luis Guillermo Solís también han participado en la aprobación de nueve de esos préstamos.

La Contraloría General de la República hizo señalamientos en diciembre pasado sobre irregularidades en los procedimientos para el otorgamiento de créditos. No obstante, el órgano contralor no señaló ningún acto de posible corrupción en el Infocoop.

La primera vez que se mencionó la posibilidad de intervenir el Infocoop fue hace un año, cuando varios diputados del PAC y de Liberación Nacional plantearon esa alternativa al presidente Luis Gillermo Solís.