Legisladores apuran plan, pero entidad solicita esperar estudios

Por: Aarón Sequeira 24 junio, 2015
El trayecto
El trayecto

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) solicitó a los diputados de la Comisión sobre Asuntos de Cartago reconsiderar varios puntos del proyecto de ley que permitiría ampliar y finalizar la autopista Florencio del Castillo, mediante la constitución de un fideicomiso.

Carlos Mata, asesor del ministro del MOPT, Carlos Segnini, les pidió a los congresistas esperar a que se aclaren “los nublados del día”, en referencia a que todavía es necesario elaborar estudios técnicos y de factibilidad, para definir la obra.

Esa posición molestó a los legisladores, en vista de que el expediente 19.280 se encuentra en la última etapa de trámite parlamentario, antes de su votación en primer debate en el plenario.

Según Mata, el proyecto del congresista Francisco Camacho, del Frente Amplio, significaría una especie de “camisa de fuerza” para el MOPT.

“Si nosotros decidimos tomar decisiones inflexibles, como lo marca el artículo 2 (del proyecto de ley), sin poder incorporar ese proceso lógico (el estudio de factibilidad), lo que vendría para adelante sería un viacrucis”, expresó Mata.

Ese artículo 2 establece que, además de ampliar a seis carriles los 18 kilómetros existentes entre Curridabat y Cartago, se debe construir el tramo pendiente entre Curridabat y Zapote, de casi 3 kilómetros, con ciertas especificaciones.

Por ejemplo, que la radial sea de cuatro carriles, que se inicie a 200 metros de la rotonda de las Garantías Sociales y que se finalice al lado sur de Curridabat, en la intersección de Hacienda Vieja.

Los diputados cartagineses Paulina Ramírez y Mario Redondo, del PLN y Alianza Demócrata Cristiana, observan un mapa con una propuesta para mejorar la ruta a Cartago. | JOHN DURÁN
Los diputados cartagineses Paulina Ramírez y Mario Redondo, del PLN y Alianza Demócrata Cristiana, observan un mapa con una propuesta para mejorar la ruta a Cartago. | JOHN DURÁN

Mata les solicitó a los diputados esperar los estudios geotécnicos y otro tipo de análisis, para tomar decisiones.

“Hay otras fases de este proyecto que nos podrían generar muchísimos problemas y amarrar al MOPT para desarrollarlo”, añadió el asesor del MOPT.

Esa dependencia propuso una reforma al artículo 2 con una redacción más abierta, donde solo se establece la construcción y el mantenimiento del tramo nuevo, sin características específicas.

El presidente de la Comisión, Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), reclamó que haya pasado tanto tiempo, desde el inicio del Gobierno, sin que exista claridad sobre los terrenos por expropiar. Consideró inaceptable que el MOPT les solicite esperar más tiempo.

El proponente del plan, Francisco Camacho, pidió que se siga con el trámite de la iniciativa y se remita al plenario.

Ley innecesaria. Además de las amarras, el asesor del MOPT aseguró que es innecesaria una ley para construir la vía mediante fideicomiso.

“En este momento, la ley faculta al Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) para hacer fideicomisos, pero no es que no queramos el proyecto”, dijo.

La liberacionista Paulina Ramírez aseguró: “El estudio de factibilidad no es necesario para aprobar esta ley. Si así fuera con todos los proyectos, ahí estaríamos esperando”.

Ana Luisa Elizondo, del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica, les presentó a los legisladores cartagineses un análisis preliminar de las obras y costos.

Para el tramo nuevo, entre Curridabat y Zapote, Madrigal les explicó que existen tres opciones: un túnel, un paso a nivel y un viaducto.

“Para saber cuál es la óptima, se debe hacer un análisis técnico profundo”, dijo Madrigal.

“Aquí no hay diseños definitivos, como sí los había en el caso de la carretera a San Ramón, sino un muy preliminar que se había hecho para la concesión”, añadió.