Por: Esteban Oviedo 18 enero, 2015
Melvin Jiménez era el jefe inmediato de Daniel Soley. | ARCHIVO
Melvin Jiménez era el jefe inmediato de Daniel Soley. | ARCHIVO

Melvin Jiménez, titular de la Presidencia, cumple hoy 6 días de silencio sobre el ofrecimiento que su exviceministro Daniel Soley le hizo a la procuradora general, Ana Lorena Brenes.

El martes, día en que el caso fue dado a conocer, solo el presidente Luis Guillermo Solís se refirió al asunto, luego de la sesión del Consejo de Gobierno.

Al día siguiente, un periodista de La Nación visitó Casa Presidencial con la intención de preguntar al ministro Jiménez si él sabía que Soley visitaría a la procuradora, y que le plantearía la opción de asumir un cargo de embajadora.

Jiménez estuvo toda esa mañana en su despacho, atendiendo audiencias y coordinando con el mandatario Solís.

El jerarca de la Presidencia rechazó una entrevista, a pesar de la solicitud hecha a su asesor de prensa, Arturo Gudiño.

Poco después del mediodía, el ministro subió una de las rampas que conducen al segundo piso de Zapote. El periodista de La Nación aprovechó para llamarlo, pero él no volvió a ver.

En los días siguientes, se realizaron más llamadas y nuevas gestiones a través del encargado de prensa. Ayer, se le hicieron nueve llamadas sin resultado.