Por: Diego Castillo 4 febrero, 2016
La Fuerza Pública asegurará los centros de acopio y mantendrá un dispositivo de seguridad, mediante monitoreo y patrullajes, en las instalaciones del Tribunal y en las instituciones de apoyo.
La Fuerza Pública asegurará los centros de acopio y mantendrá un dispositivo de seguridad, mediante monitoreo y patrullajes, en las instalaciones del Tribunal y en las instituciones de apoyo.

El Ministerio de Seguridad anunció que a partir de las 6 p. m. de este jueves 4.000 oficiales de la Fuerza Pública velarán por el desarrollo normal y seguro de las elecciones municipales a efectuarse este domingo 7 de febrero.

El operativo policial se mantendrá hasta el lunes 8 de febrero, anunció la oficina de prensa del Ministerio.

Las aeronaves del Servicio de Vigilancia Aérea y las embarcaciones del Servicio Nacional de Guardacostas estarán a disposición del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

El 7 de febrero, desde las 5 a. m., se mantendrá presencia policial en los 2.068 centros de votación habilitados por el TSE en todo el país.

La Fuerza Pública asegurará los centros de transmisión de datos y colaborará con la seguridad de los 50 observadores internacionales.

Los observadores provienen de países de Centroamérica y el Caribe, Colombia, México, Perú, Paraguay, Estados Unidos y Rusia, entre otras naciones. Casi la mitad son representantes de la Organización de los Estados Americanos (OEA), indicó el Departamento de Comunicaciones del TSE.

Una vez concluido el período de recepción de votos, la policía asegurará los centros de acopio y mantendrá un dispositivo de seguridad, mediante monitoreo y patrullajes, en las instalaciones del Tribunal y en las instituciones de apoyo.

Dentro de los 4.000 efectivos, se contará con policías de la Unidad de Intervención Policial (UIP), el Grupo de Apoyo Operacional (GAO) y la Unidad Especial de Apoyo (UEA).

El Ministro de Seguridad, Gustavo Mata, 'entregó el mando' de la Fuerza Pública al TSE desde el 7 de octubre del 2015, cuando el Tribunal de Elecciones convocó oficialmente a las Elecciones Municipales 2016.

Esa manifestación es un símbolo de la disposición que tiene la policía al trabajo que realiza el TSE en las votaciones.