La idea de una coalición opositora recibe cada vez menos respaldo

Por: Esteban Oviedo 6 julio, 2013

Tras más de una década de percibir los resultados de una Asamblea Legislativa y concejos municipales regidos por múltiples partidos políticos, una buena parte de los ciudadanos mira hacia atrás y le echa un guiño al viejo bipartidismo.

Según la más reciente encuesta de Unimer para La Nación , 44 de cada 100 ciudadanos creen que se resolvían más problemas con dos partidos dominantes que con el multipartidismo actual. En tanto, 29 de cada 100 opinan lo contrario.

Al consultar a los encuestados cuál de los dos sistemas es más positivo, independientemente de la resolución de los problemas del país, los criterios fueron más parejos. Un 42% se inclinó por el bipartidismo y un 36% por el multipartidismo.

Apoyan más el viejo sistema los simpatizantes de Liberación Nacional (PLN), de la Unidad Social Cristiana (PUSC) y del Movimiento Libertario. Por el modelo actual abogan más las personas con alto nivel educativo.

El bipartidismo imperó durante décadas hasta que, en el 2002, el Partido Acción Ciudadana (PAC) pisó fuerte en la política nacional con un discurso contra la corrupción y creó un tercer bloque de poder junto al PLN y al PUSC.

En las siguientes elecciones, el poder se distribuyó todavía más. Tanto así que, en el 2010, el electorado envió cinco fracciones grandes a la Asamblea Legislativa (PLN, PAC, Libertario, PUSC y PASE) y tres unipersonales (Restauración Nacional, Renovación Costarricense y Frente Amplio).

A su vez, conforme se dividía más la representación política en el Congreso, empeoraba la percepción del público sobre la labor de los diputados.

Unimer también consultó al público cuál partido considera como más capacitado para gobernar. En primer lugar, un 33% respondió que ninguno. Después, un 21% señaló al PLN, un 14% al PUSC y un 9% al PAC.

El estudio se realizó entre el 4 y el 13 de junio mediante consultas a 1.200 personas.

Mejor solos. La idea de las coaliciones partidarias sigue sin calar entre la gente. Cada vez más personas dicen que no votarían por una alianza de los partidos de oposición. Entre febrero y junio, subió de un 46% a un 57% el grupo que no apoyaría esta posibilidad.

Cuando se consultó a los entrevistados si apoyarían una coalición de solo algunos partidos de oposición, y no de todos, también predomina la respuesta negativa. Un 58% dijo que no lo haría.

Los partidos nuevos también son desconocidos. Un 92% no conoce alguno. El más conocido es Patria Nueva, cuyo candidato es el exliberacionista José Miguel Corrales. Un 6% sabe de este grupo.