Por: Luis Miguel Herrera C. 6 abril, 2014

Unos 1.000 oficiales de la Policía de Tránsito se encargarán de vigilar las calles de todo el país, como parte del operativo especial de elecciones presidenciales.

Su trabajo se centrará en mantener las principales carreteras con tránsito fluido, así como las cercanías de los centros de votación.

German Marín, director de la Policía de Tránsito, explicó que desde hace más de dos semanas se reunieron con miembros del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para la coordinación.

Tránsito pide no trasladar votantes en el cajón de vehiculos. | ARCHIVO
Tránsito pide no trasladar votantes en el cajón de vehiculos. | ARCHIVO

“El primer frente se mantendrá con un cierre de las vías alrededor del edificio del TSE a fin de asegurar vías libres para el ingreso, por la tarde, de las tulas con las papeletas”, indicó el jefe del Tránsito.

Marín agregó que tendrán operativos para vigilar que los conductores que participen en el transporte de votantes lo hagan bajo estricto apego a la normativa.

“Es común ver en este tipo de actividades electorales que carros de cajón lleven personas justo en esa parte del vehículo y a veces a altas velocidades. Eso está prohibido y vamos a estar vigilando que no suceda”, expresó Marín.

En casos específicos darán escolta en el traslado del material electoral hasta la sede del TSE, tras el cierre de las urnas, a las 6 p.m.