Luego de que exdiputado evangélico dijera que Alianza Demócrata Cristiana era una buena opción para las elecciones del 2018

Por: Natasha Cambronero 29 mayo
Justo Orozco en el 2013, cuando ocupaba una curul en la Asamblea Legislativa por el partido Renovación Costarricense.
Justo Orozco en el 2013, cuando ocupaba una curul en la Asamblea Legislativa por el partido Renovación Costarricense.

El diputado Mario Redondo le cerró las puertas del partido Alianza Demócrata Cristiana (ADC) al exdiputado Justo Orozco, quien el sábado dejó las tiendas de Renovación Costarricense y dijo que la agrupación de Redondo es "una buena opción" para los evangélicos en el 2018.

Para el legislador cartaginés, Orozco no "calza con el perfil" de su agrupación. Él descartó que exista un acercamiento entre ambos para atraer dirigentes de Renovación a ADC.

"Este es un partido que llega a la política para tratar de dignificarla, queremos recobrar la confianza de la gente en la política y en esa tesitura, con el mayor de los respectos para don Justo, pero el perfil de don Justo no calza con lo que nosotros queremos para este proyecto", afirmó Redondo.

Agregó que el dos veces congresista (1998-2002 y 2010-2014) arrastra una serie de controversias, aunque se rehusó a especificar cuáles.

"Hay algunos cuestionamientos que se le han hecho a don Justo que nosotros no queremos atraer a nuestro partido y, con el mayor de los respetos, repito, nosotros nacemos con el objetivo de dignificar la política y recuperar la confianza de la gente. Sería irracional en esa lógica y en ese propósito, que nos llenáramos de gente que viene del viejo estilo de hacer política en este país y con cuestionamientos importantes en varios ámbitos", declaró el diputado.

"No tengo que entrar en detalle, creo que ya son temas públicos y conocidos. No hay ningún contacto y puedo decir contundentemente que no va a haber ningún contacto con Justo Orozco en el proyecto de Alianza Demócrata Cristiana", añadió Mario Redondo, cuyo partido podrá postular candidatos a diputado en las siete provincias en el 2018, así como candidato presidencial.

En el 2014, ADC solo participó a nivel provincial en Cartago.

Lo que Redondo no negó es que expartidarios de Renovación Costarricense estén trabajando en la campaña de su partido, como Justo Orozco dijo el viernes en una entrevista telefónica.

El diputado cartaginés aduce que las puertas de ADC están abiertas por los militantes de ese partido evangélico, menos para Orozco. Sin embargo, insiste en que partido no es ni confesional ni religioso. Él lo describe como un grupo político donde los principios cristianos son esenciales, sin que eso sea un monotema.

"Somos un partido en crecimiento y como un partido en crecimiento es obvio y razonable de que hay gente que se va acercando, que puede venir de diferentes fuerzas políticas (...). Creemos que hay gente buena en Renovación Costarricense como la hay en otros partidos. Toda la gente honesta, de buena fe, que quieran ayudarnos obviamente será recibida, definitivamente entre ellos los de Renovación", admitió el diputado.

Justo Orozco y la cúpula de Renovación Costarricense decidieron no prolongar su estadía en ese partido luego de perder la batalla interna frente a la tendencia del presidente legislativo Gonzalo Ramírez y de su compañero diputado Abelino Esquivel.

Orozco argumenta que el partido está secuestrado, que dejó de ser cristiano y denunció una supuesta injerencia del Partido Liberación Nacional (PLN).

Por el otro lado, Ramírez aduce que Orozco y su dirigencia no quieren admitir que perdieron las 81 asambleas cantonales, en las cuales se renovó a la dirigencia territorial.