Por: Esteban Oviedo, Armando González R. 11 agosto
Mario Barrenechea, gerente del BCR, descartó que el director Alberto Raven Odio incurriera en algún conflicto de interés del crédito dado a Coopelesca en el 2014.
Mario Barrenechea, gerente del BCR, descartó que el director Alberto Raven Odio incurriera en algún conflicto de interés del crédito dado a Coopelesca en el 2014.

Así relata Mario Barrenechea, gerente del Banco de Costa Rica (BCR), la forma en que el director bancario, Francisco Molina, le comunicó que había recibido un depósito de ¢4,5 millones proveniente de Crhoy S. A.

– Francisco Molina dice que se dio cuenta de que recibió un depósito de una cuenta asociada a Crhoy S. A. y que fue a hablar con usted. ¿Así fue?

– Sí, es correcto, así fue, él dice que inmediatamente. Él me dijo: 'me acabo de dar cuenta de esto'. Llega a mi oficina visiblemente molesto y airado, y me dice que se le depositó una plata en una cuenta de él y que le parece que eso es un montaje, y que me solicita que haga de inmediato una investigación y que esa plata sea devuelta.

– ¿Tenía él alguna sospecha de quién le pudo haber hacer un montaje?

– Estos días han sido unos días turbulentos, como ya se sabe, en la Junta Directiva, donde han habido pugnas, que están los medios y yo entiendo que él puede estar muy molesto y pensando que es un montaje que proviene, de alguna manera tiene que ver con esas pugnas.

– ¿Recuerda la fecha?

– No exactamente, pero sí puedo decirle que fue uno o dos días después de la transferencia.

– El señor Molina es director del banco, llega donde el gerente y le plantea que existe la posibilidad de que haya un montaje porque le aparecen ¢4,5 millones en una cuenta. ¿Qué hace usted como gerente?.

– Yo ordeno una investigación, que él mismo pidió, me aseguro de que sea muy confidencial, porque es algo muy delicado.

– ¿Y el asunto termina ahí? Porque esa conversación que él tiene con usted..., usted pide la investigación y me imagino que ya, adiós.

– No, no. Tuve varias conversaciones con don Francisco, alrededor del mismo tema, en las siguientes horas y en los siguientes dos días. De hecho, en la segunda conversación que ocurre el mismo día, no recuerdo exactamente cuánto tiempo después de la primera, pero no mucho tiempo después de la primera, viene y me dice que ya descubrió qué fue lo que que pasó, y me dijo que fue un error del BCT.

– En ese momento se descarta la posibilidad del montaje.

– Bueno, él me dice que descubrió que ya sabe que fue un error de BCT.

– O sea, un simple error.

– Un simple error de cómputo, producto de una pulga en el sistema, no recuerdo exactamente.

– ¿Y qué hace usted ante esta segunda versión?

– No cambia nada de nada, la investigación que hay que hacer, independientemente de lo que él piense que ocurrió, tiene que ser una investigación objetiva, tiene que serlo.

– ¿Pero por qué don Mario, si él dice que ya descubrió qué fue lo que ocurrió? ¿Por qué tiene que continuar la investigación?

– Bueno, él insiste en que quiere una investigación de todas maneras.

– A pesar de que la pulga, que es simplemente un error.

– Sí porque él es un director bancario y hay necesidad de cubrir a un director bancario de que eventualidades queden colgando en el aire, y él solicitó la investigación.

– Si don Francisco no se hubiera dado cuenta de que ese dinero ingresó a su cuenta, siendo él un director bancario, ¿hay instancias de cumplimiento del banco que hubieran alertado que se dio un movimiento curioso, extraño en esa cuenta?

– Sí, absolutamente.

– ¿Usted confía en que esas instancias detecten ese tipo de cosas?

– Sí señor.

– ¿Lo hacen con regularidad?

– Sí, ocurren con alguna frecuencia.

– ¿Es decir, que la transferencia que se hizo a la cuenta de don Francisco habría sido detectada aunque él no se hubiera dado cuenta?

– Sí señor.

– Aún entre miles de clientes que tiene el Banco de Costa Rica, por el hecho de ser director bancario, ¿habría sido más fácil de detectar para los oficiales de cumplimiento?

– Sí, por una razón, todo lo relativo a los llamados PEPS (Personas con alta exposición política) que conforman un grupo especial de alto riesgo en banca…

– ¿Quiénes son? ¿Usted es un PEP?

– La gente que ha tenido cargos políticos importantes, durante el cargo y hasta seis años después, que incluye personalidades políticas. Incluye directivos bancarios, no estoy seguro, pero sí incluye personalidades políticas.

– ¿Don Francisco es un PEP?

– Don Francisco es un PEP, sí señor.

– ¿Son las personas con las cuales hay especial ciudado si se da una situación?

– Igual como cualquier persona que conforma un grupo de alto riesgo para un banco.

– Sin embargo, la primera vez que llega, no ha recibido ninguna notificación de un oficial de cumplimiento.

– No.

– ¿Qué dice, simplemente, me di cuenta?

– Sí, dice: 'me acabo de dar cuenta de que un dinero sin explicación ingresó a mi cuenta'.