Por: Esteban Oviedo 12 septiembre, 2016

Mariano Figueres, jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), no tiene duda de que algunos grupos de la DIS incurrieron en prácticas ilegales en el pasado, aunque no encontró evidencia explícita de espionajes a opositores cuando asumió el mando. De él mismo, dice, solo encontró una tarjeta.

"La DIS se usaba de acuerdo a los deseos de cada gobierno", alega Figueres, quien defiende el proyecto de ley para transformar esta entidad en la Dirección de Inteligencia y Estrategia Nacional (DIEN). Argumenta que el texto delimitará la labor de la entidad. ¿Permite ese proyecto que la DIS tenga acceso a escuchas telefónicas? ¿Cómo intervendría la DIS para mantener "la paz social"? Las respuestas en Diálogos.