Por: Luis Edo. Díaz 7 mayo, 2014

Antes de tomar las riendas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María del Rocío Sáenz Madrigal dice que estaba conforme como académica y yendo los fines de semana a su querido Puriscal. Luego de darle el “sí” al presidente electo, Luis Guillermo Solís, la doctora habló con La Nación sobre sus proyectos en la institución más emblemática del país.

¿Cómo se dio el contacto suyo con don Luis Guillermo Solís?

Yo había participado en el análisis de la situación de la Caja, tanto como miembro de la sociedad civil en la comisión de la Asamblea Legislativa, como en el grupo de las 10 medidas para salvar a la Caja y la agenda nacional. Había tenido encuentros con él, inclusive antes de que fuera candidato.

“Una vez que se inició este proceso político, habíamos tenido uno o dos encuentros, compartiendo los resultados de las preocupaciones que habíamos recuperado de los diferentes grupos. Este último encuentro fue hace varias semanas, que fue el día sábado. Yo recibí una llamada en la que me decían que en nombre de don Luis Guillermo me solicitaban una cita y entonces ya ahí don Luis Guillermo me pidió que lo acompañara en su administración”.

Preg: ¿Le fue una fácil aceptar la presidencia de la Caja, tomando en cuenta el contexto?

Resp: No fue fácil porque yo estoy bastante tranquila en la universidad. Estaba disfrutando dar clases, haciendo investigaciones, conferencias y no fue fácil. Una decisión de estas no es fácil.

¿Qué le pidió don Luis Guillermo que haga en la CCSS?

Conversamos de cómo veía yo la Caja, qué sentí de este proceso (de discusión sobre la crisis). Yo le manifesté que comparto una visión y una convicción de que hay que mejorar la seguridad social.

”La población y los diferentes grupos sociales han estado exigiendo cambios. Hay mucha insatisfacción y creo que, en ese sentido, hay que hacer algo y él dijo: 'Sí, hay que hacer cambios’”.

Usted, ¿cómo ve la Caja?

La Caja se puede ver desde muchos prismas. Yo la puedo ver como exministra de Salud, la puedo ver como académica, pero también la puedo ver como ciudadana.

”Más allá de los estudios y análisis que hay, lo que la ciudadanía está percibiendo es que la Caja no está satisfaciendo a la población”.

Preg: Para usted, ¿Cuáles son las razones de por qué la Caja no estaría satisfaciendo a la población?

Resp: Yo he tratado de agruparlo en tres dimensiones: tiene que ver con la calidad y oportunidad en la atención; la parte financiera, como la evasión y morosidad; y otro paquete tiene que ver con la gestión, es decir, cómo es que se utilizan los recursos. Ninguna de esas tres dimensiones es separada en sí misma, están interrelacionadas.

FOTO: MAYELA LÓPEZ
FOTO: MAYELA LÓPEZ

Días atrás, Ileana Balmaceda, presidenta saliente de la Caja, dijo que “la casa estaba ordenada”. Lo mencionó luego del anuncio de su llegada a la entidad, cuando usted dijo que quería “ordenar la casa”. Para usted: ¿qué tanto hay que ordenar la Caja?, ¿qué hace falta?

Haré un análisis sobre qué se ha hecho en los últimos meses, pero yo diría que el tema de ordenar la casa es porque somos personas distintas las que llegamos y podríamos ver el orden de manera distinta.

Se lo planteo así: ¿dónde está el desorden en la Caja?

Pienso que hay bastante documentación sobre departamentos que hacen cosas similares y que luego no se articulan. Para volver a utilizar el tema de la casa, el pasillo no está llevando a donde uno quiere, como que lleva a otro lado. Por eso, hay que ordenar la casa.

”No sé si hay que correr un mueble, poner una ventaja, pero es claro que hay niveles que no se articulan entre ellos y la sensación que tenemos los demás es cómo les cuesta hablarse, ponerse de acuerdo”.

Cuando usted participaba en la comisión legislativa sobre la crisis de la Caja, decía que no creía en la figura de la presidencia ejecutiva. Ahora que va a ocupar ese cargo, ¿cómo hará para ejercerlo? ¿No es una contradicción?

Yo sigo creyendo exactamente lo mismo, pero la diferencia es que ahora tengo la oportunidad de no solamente decirlo y creerlo, sino, en este análisis, hacer el camino que corresponde, para que se pueda avanzar en lo que yo creo.

¿Con qué figura sustituiría la presidencia ejecutiva?

Probablemente, hay que revisar la estructura actual, pero sería una gerencia, algo más técnico.

¿Más técnico? ¿Significa que el cargo no lo ocupe un médico?

No necesariamente. Lo que yo veo sería una gerencia que no tenga tanta injerencia política, sino que sea por el conocimiento, por la visión que tiene la persona, por la misión y la probidad. Yo no tendría ningún problema en dejar la Presidencia Ejecutiva, para que un gerente, con las calidades que requiere la seguridad social, la asuma.

Eso que usted señala se supone que fue atendido con el concurso público realizado para el nombramiento de los gerentes.

Bueno, lo que pasa es que todos sabemos lo que pasó con el concurso. Digamos que el concurso atendió, parcialmente, el clamor que tenía la sociedad, en aquel momento, pero todos nos quedamos con el sinsabor de que faltó algo, y diría que faltó mayor claridad de lo que se quería con ese cambio.

Preg: ¿Ha pensado ya en gente para puestos claves en la Caja?

Resp: Obviamente uno siempre piensa, pero lo primero que voy a hacer es revisar a lo interno. Yo estoy segura de que la Caja tiene gente sumamente buena, capaz, muy comprometida y que comparte la visión.

¿Continuarán los gerentes?

Eso lo voy a analizar en detalle.

Preg: Esas decisiones no pasan solo por usted, pues depende de quienes la acompañen en la Junta Directiva.

Resp: Por eso es que hay que analizarlo, hacer las cosas correctamente, pausadamente, pensando en la institución y lo que la población está requiriendo. Yo pienso que para hacer lo correcto hay que tomarse el tiempo, pero hay que tomar la decisión. La decisión está tomada: hay que hacer un análisis y hay que hacerlo correctamente (los cambios).

¿Considera usted que la Caja ya superó la crisis?

Yo pienso que todavía falta, porque, viendo el informe (que presentó la Caja), hay temas pendientes. Se fue claro en algunos temas, pero en otros no. Me parece que la crisis no se ha superado.

Preg: La Caja también administra el régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte. Últimamente, se ha cuestionado la sostenibilidad del mismo. ¿Qué hará respecto a ese gran tema?

Resp: Precisamente una de las preguntas que yo tendría para el día de hoy es para cuándo es que se espera el informe que se ha anunciado. Bueno, ¿cuándo vamos a tener ese informe? Porque ese informe todos estamos esperando que sea el informe de consenso, que evite esa disyuntiva entre la Gerencia de Pensiones y la Superintendencia de Pensiones, y yo creo que ahí vamos a tener una fotografía y necesitamos tenerla clara para saber cuál es el estado de salud del régimen de pensiones. Yo creo que todavía no está claro; las autoridades actuales se van a ir sin tenerlo claro y nosotros vamos a recibir ese informe y tenemos que revisarlo con sumo cuidado. Ese es un tema sumamente importante, porque tiene que ver con la inversión que como sociedad hemos hecho para tener una vida digna a la hora de pensionarmos.

Preg: Usted fue ministra de Salud con el presidente Pacheco. En la administración actual, la relación entre esa cartera y la Caja no fue la óptima, al punto que en medio estuvo la renuncia de la primera ministra (María Luisa Ávila) por divergencias sobre cómo tenía que atenderse la crisis de la Caja. ¿Cómo pretende mejorar esa relación?

Resp: Lo primero, es compartir la visión de cuál es el estado de la situación de la salud, eso es lo primordial. Lo segundo, es mantener relaciones respetuosas y teniendo muy claras la responsabilidad que tienen ambas instituciones. Yo conozco el Ministerio y sé cuáles son las responsabilidades que le corresponden. La Caja es autónoma, pero es parte del sistema nacional de salud. Ese sería el escenario de partida; las reglas de juego.

Preg: La parte digital es uno de los mayores retos de la Caja, incluso así lo reconoció Ileana Balmaceda. ¿Qué hará para apurar el paso en ese tema?

Resp: La institución tiene un rezago en la parte digital que no solo atrasa el proceso de toma de decisiones, que no se conocen a tiempo los datos, sino que tampoco es transparente, es decir, que esté disponible a la población. Me parece que un aspecto en el que quisiéramos marcar una diferencia importante es en el famoso sistema de información en salud, con una visión nacional, integral, completa.

”El expediente digital es una necesidad, pero no solo por razones administrativas. Es una necesidad porque como ciudadanos nosotros debemos tener acceso a nuestra propia información para poder contribuir a la propia gestión de nuestra salud. Es un cambio que, hasta la fecha, yo no lo he visto en las propuestas que se han hecho y sería un aporte fundamental a nuestro sistema de salud”.

Las listas de espera agobian a la población y se ha intentado bajarlas con programas como la cirugía vespertina, el tiempo extraordinario y cirugías en clínicas mayores, pero sin resultados del todo satisfactorios. ¿Hay algo que usted traiga para atender esa situación?

Hay un tema que me gustaría someter a discusión y está en las recomendaciones de los notables: es el segundo turno de atención.

Esta administración saliente lo ofreció y no lo cumplió. Incluso, se habló hasta de un tercer turno.

¡Y nada! Ese es un tema que valoraremos: la creación de un segundo turno de atención en la CCSS.

¿Podríamos decir que al final de cuatro años la Caja tendrá conformado ese segundo turno?

A mí me gustaría que, al final de cuatro años, le hubiéramos cumplido a la población con tener servicios más cercanos. Esa una de las probables tareas, pero no la única.

Preg: También tienen que resolver temas pendientes y actuales, como lo que sucede en la Unidad de Cirugía Cardíaca del Hospital Nacional de Niños, donde diversos informes señalan fallas graves.

Resp: La información que tengo es que eso está en un proceso de investigación por parte de las altas gerencias de la Caja. Tendría que ver en qué estado está realmente, porque lo que entendí era que no se podía hacer un estudio porque los expedientes están capturados. Lo que sí le puedo decir es que vamos a poner atención a ese caso y otros en los que hay denuncias de tipo penal. La gente está peleando el tema de la impunidad, sin caer en cacería de brujas, pero si hay una denuncia y la misma es suficientemente clara y contundente, no puede ser que no pase nada.

Decía usted que ha visto a la Caja desde la perspectiva de exministra, académica y como ciudadana. Sumando esas visiones, ¿qué puede decir que hizo bien en la Caja la actual administración?

Reconocer que había una crisis.

Y, ¿diría que atendieron de buena manera la crisis?

No sabría decirle todavía. Les costó, pero reconocieron que había una crisis.