En cita del fin de semana criticaron nombramientos y falta de respuestas

Por: Álvaro Murillo 11 agosto, 2014

Los asambleístas se reunieron el sábado para debatir sobre las finanzas de la campaña y acabaron discutiendo la coyuntura política. | JEFFREY ZAMORA
Los asambleístas se reunieron el sábado para debatir sobre las finanzas de la campaña y acabaron discutiendo la coyuntura política. | JEFFREY ZAMORA

En algunos casos, la molestia es muy fuerte, con frases como “me siento como si no hubiera ganado las elecciones”. En otros, el disgusto es más moderado y optimista con expresiones como “le sigo dando el beneficio de la duda”.

Brotes de inconformidad con el Gobierno de Luis Guillermo Solís hay entre los miembros del máximo órgano del Partido Acción Ciudadana (PAC), con el cual el presidente alcanzó un triunfo histórico.

Le señalan falta de acciones concretas, de atención al llamado de instancias locales y, en especial, nombramientos distantes del PAC.

No hay un consenso ni una votación de censura. No es una crítica generalizada, pero sí se hizo notar el sábado en la Asamblea general del PAC, que se reunió para otras tareas pero acabó, se repente, metiéndose en asuntos del Gobierno y pidiéndo a Solís apartar al asesor en comunicación Iván Barrantes, fuente de polémica en la última semana.

La presencia de Barrantes en la Casa Presidencial, donde trabaja sin paga, por ahora, es un ejemplo de las escogencias de personal que molestan a los asambleístas. Otra es la del actual viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, procedente del liberacionismo.

Otros van más allá y quieren más “gente PAC” en puestos relevantes, sea en estructuras medias o en juntas directivas, “donde hay mucha gente socialcristiana”, como lamentó el asambleísta herediano Alberto Camacho.

Su compañera por Puntarenas, Dunia Montes, coincidió en que algunos nombramientos que considera equivocados pueden afectar el buen paso del Gobierno de Solís. “Hay cambios urgentes que debe hacer”, sin precisar nombres.

Sí citó nombres el asambleísta josefino Fernando Jiménez. “No estoy cómodo con el ministro de la Presidencia (Melvin Jiménez); no veo que tenga cintura política para llevar esa responsabilidad con el ritmo que se requiere”, dijo Jiménez, quien lamenta que varios jerarcas de Gobierno “jamás leyeron el programa de gobierno”.

Más duro fue Johnny Duarte, por Alajuela, quien durante la Asamblea del sábado criticó la falta de respuesta para necesidades de su zona (Los Chiles) y señalando que no se siente parte del Gobierno que prometió un cambio: “Me siento como si no hubiera ganado”.

El josefino Federico de Faria es menos duro y señala que la Asamblea del PAC es consciente de que el Gobierno “es de todos, no de un partido”, pero igual esta agrupación asume la responsabilidad de hacer señalamientos. “El Gobierno está empezando, pero no puede caminar con piedras en los zapatos”.

Estos asambleístas fueron parte de la votación unánime que pidió a Luis Guillermo Solís prescindir de los servicios del asesor Iván Barrantes, por considerar que se contravienen principios éticos.

Solís podría anunciar hoy una decisión sobre la permanencia de Iván Barrantes, aunque ya aseguró que sí mantendrá en el puesto a Daniel Soley, a quien el diputado oficialista Ottón Solís, fundador del partido, también pidió sacar de la Presidencia.

El llamado de Ottón Solís contra Iván Barrantes lo apoyó la diputada oficialista Marcela Guerrero, vicepresidenta del Congreso.