Por: Esteban Mata Blanco 30 mayo, 2014

El magistrado Gílberth Armijo afirmó que las supuestas amenazas contra la Sala IV señaladas por su colega Ernesto Jinesta son “peccata minuta”.

Jinesta dijo el 20 de mayo que la Sala había recibido supuestas amenazas justo cuando se aprestaban a analizar el recurso de amparo en contra del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez.

“Recién se iba a conocer de la admisibilidad del amparo planteado contra el ministro de la Presidencia del partido de Gobierno, y empezamos a recibir amenazas por correo electrónico”, señaló.

Las declaraciones del alto juez se hicieron durante una sesión extraordinaria de la Corte Plena, convocada para analizar la penetración del narcotráfico en el cuerpo de jueces del Poder Judicial.

Durante la discusión, se habló de la posibilidad de conformar una comisión investigadora. El magistrado aprovechó la ocasión para señalar las supuestas presiones.

“Investiguen cualquier intervención ideológica o política, en un sentido o en otro”, agregó Jinesta.

Pero Armijo ve las cosas desde otra perspectiva: “No siento mayor preocupación; se lo explico así: por ejemplo, yo salgo a caminar todos los días, a comer alrededor de la Corte en cualquier mosquero o centro comercial. Voy solo, no ando con nadie”, recalcó el martes ante consulta de este diario.

Etiquetado como: