Por: Aarón Sequeira, Mercedes Agüero 13 febrero, 2014

Los candidatos presidenciales pidieron al Gobierno aplazar decisiones relacionadas con nombramientos de jerarcas y concesiones a autobuseros, hasta que se dé el cambio de administración.

Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), instó al Ejecutivo a ser responsable y no amarrarle designaciones al próximo mandatario, especialmente en entidades claves como el Banco Central y las superintendencias.

El aspirante liberacionista, Johnny Araya, calificó de inconveniente que se apuren ese tipo de decisiones, sea cual sea el resultado de la segunda ronda del 6 de abril.

La Nación dio a conocer ayer la intención del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) de renovar la concesión a 250 rutas de autobuses antes de mayo. Esos derechos vencen en setiembre.

Asimismo, se reveló que el Gobierno tramita la reelección de un directivo de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, cuyo nombramiento vence el 7 de mayo.

Mientras, en la Caja Costarricense de Seguro Social se prorrogó la designación de Gabriela Murillo en la Gerencia de Infraestructura de la entidad, por seis años más.

Llamado a espera. El candidato del PLN solicitó a las autoridades gubernamentales esperar el periodo de transición, para ejecutar ese tipo de trámites.

“Me parece que no debería ser, hay un proceso natural de transición sin importar el partido que gane y me parece que hay posiciones importantes en las que debería haber una espera. Es un hecho que el país va a tener una conducción diferente, aun ganando nuestro partido”, manifestó Araya.

Para Solís, hay decisiones que ya a estas alturas corresponde tomarlas a la nueva administración. “Y esto es cierto ante un eventual gobierno del PAC, pero también lo es respecto a don Johnny Araya en una continuación del PLN. Eso no se hace. Es una mala práctica política y diría mal del Gobierno si lo tolera”, enfatizó el aspirante.