Conferencia Episcopal recibió a los dos aspirantes a la presidencia esta semana

Por: Esteban Mata Blanco, Gerardo Ruiz R. 14 febrero, 2014
El candidato del PAC, Luis Guillermo Solís (izq.), se hizo acompañar por su compañero de fórmula presidencial, Helio Fallas (centro), durante la visita que hicieron este viernes a los obispos de la iglesia católica, entre ellos, Ángel San Casimiro.
El candidato del PAC, Luis Guillermo Solís (izq.), se hizo acompañar por su compañero de fórmula presidencial, Helio Fallas (centro), durante la visita que hicieron este viernes a los obispos de la iglesia católica, entre ellos, Ángel San Casimiro.

San José

El candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, coincidió esta mañana con el obispo de Alajuela, Ángel San Casimiro, en que la fertilización in vitro (FIV) debe quedar fuera de la campaña electoral. Por confusión del obispo, se consignó que el aborto también, sin embargo, luego aclaró que el aborto sí debe discutirse.

A San Casimiro se le consultó si cree prudente que la FIV y el aborto se discuta en la escena político electoral, a lo que respondió:

"Como tema electoral, yo creo que hay mucho. Para mí el escenario donde esto se debe discutir bien es el recinto parlamentario. Ya tenemos los diputados electos. Yo creo que ahí es donde tenemos que llevar, efectivamente, esa discusión porque de ahí saldrá la luz que todos anhelamos”, expresó el obispo.

Sin embargo, poco antes de las 5 p.m., San Casimiro aclaró que sí desea que el aborto siga siendo un tema electoral.

"Yo sí estoy deseando que sea un tema electoral", recalcó.

Solís se reunió esta mañana con obispos de la Conferencia Episcopal en Paso Ancho, San José.

Esta semana, los obispos también se reunieron con el aspirante del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya.

Ambos candidatos disputan la presidencia de cara a la segunda ronda del 6 de abril y esta semana reiniciaron sus actividades de campaña.

En la primera ronda del 2 de febrero, Solís obtuvo un 30.9% de respaldo en las urnas, mientras que Araya llegó a un 29.5%, para una diferencia de un 1.4% equivalente a unos 25.000 sufragios. Ninguno superó el umbral del 40% de los votos válidos.

San Casimiro convino en que la FIV debe discutirse en el Congreso, más aún si hay una condena internacional que así lo señala.

"Lo que hay que cuidar es el cómo", dijo el obispo sobre el tema que ha sido motivo de debate durante la actual campaña política que arrancó en octubre del 2013.

Por su parte, Solís recalcó que ni el tema del aborto ni la FIV son temas para tratar con ligereza, y que si bien no se evaden, deben ser tratados a profundidad y no al fragor de una contienda política.