Por: Esteban Mata Blanco 11 junio, 2014

El anuncio de Intel aplaca, de alguna forma, el sinsabor de la salida parcial de la firma hace un par de meses. ¿Aún faltan condiciones en el país para una mejor atracción de inversiones?

Sin duda y lo hemos reconocido. Queremos mejorar la capacitación de la mano de obra todavía más. Es una mano de obra con altos niveles de especialización, pero hay mucho que se puede hacer ahí, todavía, en el nivel técnico, en el desarrollo de nuevas especialidades en ingenierías.

¿Qué pasa con los servicios, como el precio de la luz?

La electricidad es un tema, pero no está inhibiendo la inversión.

¿Y con la infraestructura?

También está todo lo que tiene que ver con infraestructura. Esto es muy importante, especialmente cuando hablamos del corredor logístico Caribe norte. Hablamos del puerto de Moín (Limón), las rutas entre los puertos, facilitar los procesos de inversión en cuanto al tren urbano... en fin, hay muchas cosas que hacer y también preparar a nuestras pequeñas y medianas empresas, por medio de la Banca para el Desarrollo, para hacer esto que queremos hacer con el laboratorio (de Intel), por medio del encadenamiento.

¿Qué de esto se puede concretar pronto? Porque el país tiene bastantes años de estar escuchando que hay empréstitos para carreteras, que se va a arreglar una ‘platina’, que se va a solucionar el tema de la electricidad...

Yo esperaría que en los próximos meses, esto se vuelva evidente. Primero, porque ya está muy avanzado, por ejemplo, todo el tema del corredor logístico Caribe norte, con la carretera Chilamate-Vuelta Kooper. Segundo, porque sigue desarrollándose, tal como se había garantizado, el proyecto de APM Terminals en Moín (nueva terminal de contenedores), que forma parte de un corredor logístico. Es parte de los compromisos que se asumieron en el Plan Rescate (plan de gobierno de Acción Ciudadana) y que vamos a desarrollar algunos muy pronto, otros a mediano plazo.

Etiquetado como: