Por: Esteban Mata Blanco 11 noviembre, 2015
La presidenta del PAC, Margarita Bolaños, firmó este viernes el pacto político con el Frente Amplio y la coalición sindical Patria Justa, durante un acto público en el teatro Melico Salazar. Detrás de ella (de izq. a der.), el jefe de fracción de su partido, Marco Vinicio Redondo; el líder de la bancada del FA, Gerardo Vargas Varela; la presidenta y diputada del FA, Patricia Mora, y los sindicalistas Fabio Chaves y Albino Vargas.
La presidenta del PAC, Margarita Bolaños, firmó este viernes el pacto político con el Frente Amplio y la coalición sindical Patria Justa, durante un acto público en el teatro Melico Salazar. Detrás de ella (de izq. a der.), el jefe de fracción de su partido, Marco Vinicio Redondo; el líder de la bancada del FA, Gerardo Vargas Varela; la presidenta y diputada del FA, Patricia Mora, y los sindicalistas Fabio Chaves y Albino Vargas.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís está al tanto del proceso de despido por abandono de trabajo en contra del líder sindicalista del ICE, Fabio Chaves, pero se mantiene al margen, dejando la situación en manos de la administración de la institución.

“Es un tema que tiene que ver estrictamente con esa institución. Le corresponde al ICE atenderlo y resolverlo según corresponda, y también a don Fabio, acudir a las instancias que le permite la ley para atender esa circunstancia. Ese es un tema fundamentalmente del ICE”, dijo este mediodía el mandatario en Alajuela.

Mauricio Herrera, ministro de Comunicación, agregó que el Poder Ejecutivo no tiene ninguna injerencia en lo sucedido con Chaves, sino que es producto de una situación de manejo interno del personal en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Mientras en Casa Presidencial toman distancia, Chaves afirma que el procedimiento disciplinario forma parte de una reacción del Gobierno a lo que denominó presión mediática en su contra.

Chaves lidera, junto al secretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, el colectivo sindical Patria Justa, que el 26 de junio firmó un pacto político con el oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) y el partido Frente Amplio (FA).

El acuerdo político implica una serie de compromisos para combatir, entre otros puntos, al proyecto de Ley de Contingencia Eléctrica, que permitiría el incremento de la participación de los generadores privados en el mercado eléctrico, y a cualquier iniciativa de ajuste de los pluses de los empleados del sector público que implique reducciones de beneficios.

Este miércoles, La Nación dio a conocer el proceso disciplinario abierto contra Chaves por faltar al trabajo, luego de que no respondiera a los llamados de la administración a reincorporarse en su puesto en el Centro de Aprendizaje y Desarrollo Empresarial (CADE), en Sabana Norte.

La medida de la administración está basada en el artículo 81 del Código de Trabajo, que en su inciso g) establece como causa justa para el despido de un colaborador el que “deje de asistir al trabajo sin permiso del patrono o sin causa justificada durante dos días seguidos o dos veces en un mismo mes”.

El gerente corporativo de Grupo ICE, Claudio Dittel, explicó que la causa contra Chaves se inició luego de que rompiera con un acuerdo para participar en mesas de trabajo para las que se le había dado el permiso de ausentarse de sus labores.

La idea era que Chaves, en representación de los seis sindicatos agrupados en el Frente Interno de Trabajaodres (FIT), coordinara mesas de trabajo en las cuales se pretendía evaluar acciones estratégicas en materia de telecomunicaciones, electricidad y manejo del personal.

Sin embargo, el 17 de setiembre, Chaves manifestó que no participaría más de esas mesas de trabajo, según Dittel, ya que exigía que se eliminara el proyecto de salario único para el ICE.

Como la administración insistió en implementar el salario único (también conocido como global), Chaves dejó de participar en las reuniones, lo que provocó que Dittel le retirara el permiso que tenía y lo conminara a volver a su puesto de trabajo.

En una nota del 8 de octubre, Dittel le advirtió a Chaves de que, si no volvía a sus labores, se le podría aplicar el despido sin responsabilidad patronal por abandono del puesto de trabajo.

Como no lo hizo, el gerente le puso una fecha fatal, señalando que, si no volvía a su puesto el 2 de noviembre, se le abriría el proceso.

El lunes 2 de setiembre, Chaves llegó al ICE, sin embargo, en lugar de ir a su lugar de trabajo, sacó vacaciones hasta el 23 de noviembre, por lo que se abrió el proceso.

Este es un tema en desarrollo, habrá más actualizaciones en nacion.com